Récord de participación en los udalekus con 718 inscritos

Récord de participación en los udalekus con 718 inscritos

El Ayuntamiento contratará a 76 jóvenes para dinamizar las actividades de la doble oferta municipal que se desarrollará del 1 al 26 de julio

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

Talleres, excursiones, competiciones, compañerismo, juegos y diversión volverán a ser un verano más los principales ingredientes de los udalekus.

Las colonias municipales que organiza el departamento de Infancia y Juventud del Ayuntamiento ya tienen todo atado para que una vez finalizado el curso escolar los más txikis disfruten de «un ambiente de juegos, creatividad, participación, respeto y diversidad», y sus progenitores puedan compaginar mejor las vacaciones escolares de verano y el trabajo.

La tribu más numerosa será la que se congregue en torno a las colonias abiertas, todo un clásico, que reunirá a 649 escolares de entre 4 y 12 años, del 1 al 26 de julio. Una amplia y variada oferta de actividades mantendrá entretenidos a txikis y gaztetxos de 10.00 a 13.00 horas, con el gazteleku como punto de encuentro y sede de operaciones, y las calles, parques y plazas como escenario de diversión estival si el tiempo acompaña. Excursiones especiales y las tradicionales citas con los juegos de agua tienen el éxito asegurado.

Se consolida además el servicio de guardería o 'zaintza', con un plus en la matrícula ordinaria, una oferta que permite ampliar el servicio de 8.15 a 10.00 horas y compaginar mejor algunos horarios laborales.

Crecen mucho los artísticos

Mismo horario y duración tienen los udalekus artísticos, que han duplicado las cifras del año pasado, y a partir del 1 de julio permitirán a 69 escolares de entre tercero de primaria y cuarto de ESO disfrutar de la pintura, el dibujo, la escultura o las artes gráficas en tres sedes itinerantes: el gazteleku, eltzia y el aula de manualidades de Bidebarrieta.

La vigilancia y dinamización de todos ellos correrá a cargo de 76 jóvenes oñatiarras que ponen a prueba sus dotes educadoras, matan su tiempo libre y se ganan unos euros. Además, están las coordinadoras y el técnico municipal, lo que hace que los udalekus muevan a un equipo de más de 800 personas.