El rallye de cortometrajes convertirá las calles, el gazteleku y Santa Ana en 'txokos' de cine

Los participantes tendrán once horas para idear, rodar y editar sus trabajos

M. G. OÑATI.

Once horas pueden parecer una eternidad, pero en el mundo del celuloide no son nada, más si hay que trabajar a contrarreloj todas las fases del proceso creativo: guión, aspectos técnicos, cámaras, actores, dirección, edición y postproducción. Esa es la esencia y la gracia del rallye de cortometrajes. Un día de reivindicación de la cultura cinematográfica que, con pocos medios y muchas ganas, volverá a convertir hoy las calles en plató de cine.

Con una simple cámara de uso doméstico o un móvil, y unos básicos conocimientos informáticos, uno puede hacer sus pinitos cinematográficos con más o menos acierto. La cita ya es todo un clásico de la agenda otoñal, un atracón audiovisual, que arrancará a las 8 de la mañana con la presentación de los grupos en el gazteleku, y finalizará hacia la medianoche en Santa Ana con la entrega de premios.

Photocall y proyección

Los participantes deberán desarrollar la idea, trabajar el guión, grabar, hacer el montaje y realizar el audiovisual definitivo en un total de once horas, lo que convierte el certamen en un curso acelerado de realización audiovisual. Los trabajos a desarrollar deberán tener una duración mínima de un minuto y máxima de tres, y deberán presentarse para las 19.00 en el gazteleku, que será la base de operaciones. Se les plantea un género y un objeto obligado, y ellos tienen que desarrollar un guión, hacer la grabación en euskera y el montaje con sus medios. La organización les ofrece además diez lugares para grabar y de ellos «al menos dos, tienen que aparecer obligatoriamente en el corto», especifican las bases.

La gala en la que podrán verse todos los trabajos presentados arrancará a las 21.30 en Santa Ana. El cortometraje ganador recibirá 300 euros y txankamua (el trofeo del certamen), el clasificado en segundo lugar 150 euros, y el tercero 100. Además, habrá un premio otorgado por el público que acuda al visionado y galardones también al mejor actor y mejor actriz. Será la guinda a una jornada de cine que solo necesita la complicidad del tiempo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos