El preferente de fútbol aprieta la liga al descabalgar al Lagun Onak del liderato

El Aloña salva en Azpeitia el primer 'match-ball' y afronta las tres últimas jornadas con opciones de ascenso

M.G. OÑATI.

El preferente masculino de fútbol sigue vivo. Las rojillos salvaron el primero de los cuatro 'match ball' que tienen por delante en la recta final del campeonato. La visita al feudo del hasta ahora líder Lagun Onak era un cara o cruz, apretar la liga o descolgarse. Y los de Endika Ruiz no fallaron (1-2).

Los goles de Unai Gil y Ander Bikuña descabalgaron a los azpeitiarras de un liderato que ha pasado ahora a manos del Urola. Los de Zumarraga atesoran 59 puntos, el Lagun 57 y el Aloña 56, así que con 9 puntos aún en liza, todo es posible. Y para ponerle más emoción al asunto, la última jornada liguera enfrentará a rojillos y amarillos en otro duelo directo. La final de las finales si ambos llegan con posibilidades, ya que decidiría el campeonato.

De momento, el botín logrado ante el Lagun permite al Aloña y a la afición seguir soñando con el regreso a División de Honor Regional. No es una misión fácil, pero sigue al alcalce de la mano. La consigna es clara «seguir vivos, porque mientras hay vida ahay esperanza», y con ese objetivo afrontarán también el domingo la visita del Soraluze en Azkoagain. Luego vendrá el parón de Semana Santa ( la liga se renudará el 5 de mayo) y los dos últimos 'match-balls'.

Otros resultados

El preferente femenino perdió por la mínima ante el Añorga (0-1) y eso hace que las donostiarras les roben la tercera plaza, y la desventaja sobre el líderato que ostenta Intxaurdi aumente a 13 puntos. Tampoco anduvo fino el juvenil de honor que fue goleado en Bergara (6-1). Sí que celebraron victorias: el juvenil de primera (1-0) ante el Urki; el cadete femenino (1-2) frente a Intxaurdi; y el infantil de primera (6-3) Orereta. En tablas (1-1) acabaron los dos partidos de la jornada frente al Aizkorri Goerri, el de las infantiles y el del cadete de primera A.