Oñati se moviliza por la salud masculina

Movember. Jon Manuel (en el centro), flanqueado por amigos e impulsores de la iniciativa. / I.M.
Movember. Jon Manuel (en el centro), flanqueado por amigos e impulsores de la iniciativa. / I.M.

La cena que se celebrará este sábado como apoyo a la iniciativa Movember espera acoger a más de un centenar de personas

IKER MURILLO OÑATI.

La iniciativa Movember sigue sumando adeptos año tras año también en Alto Deba. Siguiendo la costumbre, muchos varones oñatiarras han lucido sus bigotes con el objetivo de concienciar sobre los problemas de salud del hombre tales como el cancer de próstata, cancer de testículo, depresión o similares. Además de la concienciación, se busca recaudar fondos con el objetivo de combatir y ayudar en la investigación sobre dichas enfermedades.

El protagonista de la campaña de este año es Jon Manuel, vecino oñatiarra de 36 años, cuya historia al ser intervenido de un bulto en el testículo en 2012 sirve para reflejar una de las máximas de la iniciativa Movember: la importancia de la prevención ante los primeros síntomas.

Jon Manuel cuenta que la clave de su recuperación siempre estuvo en la rapidez con la que actuó tanto él como su círculo más cercano: «Una mañana me noté algo extraño en la ducha, al salir le comenté a mi mujer y ella insistió en que fuésemos al médico. Al principio yo no le quise dar mayor importancia creyendo que se trataba de grasa o algo similar, principalmente porque no me dolía, pero fue ella la que insistió y la que quiso ir al médico casi al momento».

Así fue como llegaron a la clínica del especialista quien, tras realizar una prueba, les aconsejo esperar a que el bulto creciese para saber si se trataba o no de algo maligno. Jon, que no se quedó conforme con el diagnóstico, encargó nuevas pruebas en la policlínica de Donosti y fue allí donde le aconsejaron la intervención: «Me dijeron que lo más aconsejable era intervenir cuanto antes. De aquella consulta salimos con la fecha del preoperatorio. Una semana después ya me habían operado. Me extirparon el testículo y sus conductos y a los dos días estaba en mi casa recuperándome».

Tras la operación, los médicos de la policlínica confirmaron que el tumor que habían extirpado era maligno. Sin embargo, al haber sido retirado con rapidez, no dio tiempo para que se extendiera a otras zonas del cuerpo: «La clave estuvo en que no esperamos. Desde el momento en el que identifiqué la anomalía hasta que regresé a casa operado apenas transcurrió un mes. En la clínica dijeron que podía haber tardado en crecer un mes o dos años pero que, al haberme intervenido antes de que eso sucediese, tuvimos tiempo de evitar que el problema fuese a mayores».

Prevención ante todo

Los miembros de la iniciativa Movember en Oñati han querido animar a los vecinos a tener una mayor concienciación sobre la importancia de la prevención y a ser menos perezosos a la hora de ir al médico: «A menudo ocurre que no queremos ir al médico por miedo a lo que nos vayan a decir o únicamente por dejadez, pero solo comprendiendo la importancia de tomar un papel activo en el cuidado de nuestra salud podemos atajar problemas de salud que deriven en algo más grave o más complicado de curar».

Por otro lado, tanto Jon Manuel como el resto de impulsores de la iniciativa Movember han querido animar a todo el mundo a no esperar a los síntomas y a realizar revisiones periódicamente: «En este caso las mujeres están mucho más concienciadas, deberíamos seguir su ejemplo. Los hombres hasta los cincuenta años no están obligados a hacerse la prueba de la próstata y a menudo es demasiado tarde para atajar ciertos problemas. Debemos adquirir una mayor conciencia sobre la importancia de nuestra salud y visitar al médico de vez en cuando para nuestra tranquilidad y la de nuestro círculo cercano».

Campaña de apoyo

Siguiendo el ejemplo de otras partes del mundo, la iniciativa Movember también está realizando varias iniciativas en Oñati con el objetivo de recaudar fondos para la lucha y la investigación de las enfermedades masculinas. Para ello se han instalado huchas en varios locales del municipio y se ofrece (de forma completamente desinteresada) la opción de realizar el arreglo del bigote en las peluquerías de Sesiñena, Jon e Igone. Las donaciones pueden realizarse también a través de Internet (moteam.co/movember-onati).

Además, aquellos que lo deseen podrán participar en la cena que tendrá lugar este sábado por la noche tras la foto de grupo (prevista para las 20.00 horas del mismo día). A ella está previsto que se inscriban más de un centenar de personas y la fecha límite para poder inscribirse será mañana miércoles. No es necesario ser vecino de Oñati para unirse.

 

Fotos

Vídeos