'Oñati denon artean' busca incorporar la visión ciudadana a la redacción del PGOU

La presentación se desarrolló en Zumeltzegi, una excepcional atalaya de Oñati por sus vistas. /  MARIAN
La presentación se desarrolló en Zumeltzegi, una excepcional atalaya de Oñati por sus vistas. / MARIAN

El plan que ordena y planifica el futuro urbanístico arranca con la fase de diagnóstico | «Es un instrumento vital, puesto que de su definición depende el desarrollo urbanístico, económico o social»

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

Cuestiones tan importantes como la cuantificación de la necesidad y tipología de vivienda, la protección del medio físico y natural, la política de movilidad peatonal y vial, la generación de actividades económicas, la mejora de las infraestructuras de servicio o las necesidades equipamentales culturales, sanitarias o deportivas, tienen un santo grial, y ese el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Se trata del documento que ordena y planifica el futuro urbanístico de un municipio, y el Ayuntamiento ha dado ya el pistoletazo de salida al largo proceso de redacción del documento que diseñará la hoja de ruta a más de una década vista. El trabajo ha sido adjudicado a Sabai Arkitektoak, que ya está manos a la obra en la revisión del planteamiento vigente. Pero, para dar una respuesta adecuada a las necesidades y previsiones futuras, el gobierno municipal tiene claro que hay que fomentar la participación de la gente y en la presentación realizada en la imponente atalaya de Zumeltzegi Dorrea destacaron «la apuesta por cauces participación durante todo el proceso para ayudar incorporar la visión ciudadana al futuro planeamiento urbanístico».

Insistieron en la importancia de hacer llegar a la población «un tema estratégico para los próximos años,

porque afecta a todos los aspectos del municipio, no solo al urbanístico. Es importante que la gente sea agente activa y comparta sus ideas. Para hacer un pueblo integrador, cómodo... hay que partir de las necesidades que existen, y las vivencias de los y las oñatiarras son fundamentales. Ya contamos con un consejo asesor ciudadano de 25 personas, pero queremos también que cualquier vecino puedan aportar su granito arena», explicó la edil Nerea Zubia. «Suele ser un proceso poco atractivo, parece que solo pueden intervenir arquitectos, aparejadores y especialistas y no es así». Con esa consigna toca diagnosticar el presente para mejorar el futuro, y para que la gente se involucre el próximo día 24 habrá una presentación abierta( 18.30) en Bidebarrieta, y los días 17 y 18 de octubre se instalarán carpas informativas en la plaza.

El alcalde Mikel Biain incidió en que «el PGOU es un instrumento vital para la evolución, puesto que de su definición depende el futuro de Oñati. Es el proceso más importante que puede hacer un Ayuntamiento y para su conocimiento y desarrollo instamos a los ciudadanos a participar activamente. Aborda todo, desde dónde se podrán construir viviendas o equipamientos comunitarios a cuestiones relacionadas con la industria o el patrimonio natural. Es el plan que marca el rumbo, y por eso es tan importante que la gente opine y participe, para que la Oñati de las próximas décadas se construya desde la participación de todos, y se haga realidad el lema 'Oñati, denon artean'».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos