Olentzero volverá a llegar a Tinduf

Agradecimiento saharaui. Niños y niñas de la escuela de Smara, en la daira de Mahbes, con material escolar y mochilas enviadas desde Oñati./
Agradecimiento saharaui. Niños y niñas de la escuela de Smara, en la daira de Mahbes, con material escolar y mochilas enviadas desde Oñati.

El lunes arranca una nueva campaña de solidaridad capitaneada por Hermansoloña | Se recogerá material escolar, mochilas y juguetes, que junto a ropa y ordenadores enviarán a la escuela de la daira de Mahbes

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

La ONG Hermansoloña anima a que los oñatiarras vuelvan a convertirse en el Olentzero y los Reyes Magos de los niños saharuis de los campamentos de Tinduf, y el lunes pone en marcha una recogida solidaria de material escolar y mochilas (cuadernos, bolígrafos, lápices, pintura, cartapacios, plastilina...) en Haritza, Hirukar, Irizar, Altuna, Urzelai, Eurodenda y Trikitz. También se han sumado a la campaña solidaria todos los centros escolares del municipio y las plantas de Ulma Packaging.

Además, paralelamente, en la sede de la ONG oñatiarra en Kale Zaharra 52 (en la antigua sala de juegos), se recogerán también mochilas, muñecas, balones, motos de plástico, bicicletas, patinetes, ordenadores, chamarras de niño, zapatillas deportivas, ropa de bebé... para éste y otros proyectos solidarios con los que colaboran. Se admitirán igualmente donativos en la cuenta ES64 3035 0005 36 0051037392 de Laboral Kutxa «para comprar algunos materiales que puedan completar el material escolar recibido directamente, y financiar parte del coste de las tres expediciones solidarias que anualmente realizamos a los campamentos saharauis. El Ayuntamiento sufraga una buena parte del transporte, pero el resto lo aporta Hermansoloña» explican.

Todo lo recolectado partirá a principios de enero a los campamentos de Tinduf, concretamente a la guardería y la escuela de la wilaya Smara, de la daira de Mahbes, de donde proceden buena parte de los saharuis oñatiarras. La idea es que, como en anteriores envíos, cada mochila incluya algún detalle y/o dibujo para el niño que lo reciba. Así esos bolsos en desuso que ocupan sitios en los armarios y trasteros trasladarán un mensaje de solidaridad y se convertirán en un regalo útil para quienes viven en el desierto argelino, en los campamentos de refugiados de la provincia de Tinduf. Gestos que les hacen sentir que aunque siguen siendo refugiados en uno de los desiertos más inhóspitos del planeta, no están solos.

La campaña arranca pasado mañana y se cerrará el 15 de diciembre, coincidiendo con la Azoka solidaria de Elkar Hezi.

 

Fotos

Vídeos