Olabarrieta abre la temporada de fiestas en los barrios con lunch y dantzaris txikis

Tras la celebración hoy de San José Obrero, patrón del barrio, el grueso del programa se desarrollará el fin de semana

M.G. OÑATI.

El Primero de Mayo tiene en Oñati un nombre propio, Olabarrieta. Y es que los vecinos de este barrio rural suelen dar el pistoletazo de salida en torno a este día a la 'temporada de fiestas'. Luego le tocará el turno a los 'Sanmiel Txikis' y poco a poco las romerías se multiplicarán en la agenda local.

La inauguración oficial de los festejos tendrá lugar hoy, festividad de San José obrero, patrón de Olabarrieta, a las once de la mañana con misa mayor en la ermita. A las 11.45 horas lanzamiento de cohetes, a las 12.00 lunch y a las 13.00 exhibición de dantzaris txikis de Oñatz.

Mañana, el programa descansa al ser día laborable, y el grueso de la programación se celebrará el fin de semana. Así, el viernes (a las 19.00) habrá txorimalos, luego (desde las 22.00) conciertos con Txua, Lee Kore y Eraso, y como colofón DJ Osaka. Para facilitar la asistencia, habrá un autobús lanzadera desde el casco urbano a partir de las 21.45 con paradas en el Aker y Olakua.

El sábado al mediodía habrá exhibición de deporte rural con Xabier Zaldua, Aratz Mugerza, Irati Astondoa y Maika Aristegi. A continuación, bertsolaris, y desde las 14.30, bertso-bazkaixa vecinal amenizada por Sebastian Lizaso y Andoni Egaña. Por la tarde, romería con Izer y Alabier (19.00).

El domingo, misa a las 10.00, seguida de las finales del campeonato de pelota. Por la tarde, campeonato de mus (16.00) y juegos infantiles ( 17.00). Y para despedir la programación, concierto acústico de Aitor Regeiro (19.00).

56 vecinos en 1489

Olabarrieta como lugar ya habitado aparece citado en el documento fundacional de la villa de 1149. Los historiadores, cuando se refieren a las zonas rurales, hablan de la constitución de núcleos de vecindad en torno a una casa matriz: el mayorazgo. Este puebla el entorno construyendo nuevos caseríos para sus hijos o familiares.

En Olabarrieta se citan los casos de Basauri y Olazaran, núcleos que aún se mantienen en la actualidad. En un documento de 1489, por ejemplo aparecen diez casas pobladas por descendientes de Basauris. Además de los nombres ya citados, el escrito se hace eco de otros caseríos o zonas del citado barrio, como son las de Arrazola, Ugarte, Sustiabe, Billar y Morroesaria. Según el escrito, en total se computaban 56 vecinos en esa época.