Una necesaria reflexión sobre las pensiones

Comparecencia. Representanes de la Junta comarcal de Agijupens Debagoiena, ayer en Pake Leku. /  MARIAN
Comparecencia. Representanes de la Junta comarcal de Agijupens Debagoiena, ayer en Pake Leku. / MARIAN

Agijupens Debagoiena creó un grupo de trabajo sobre esta problemática y ayer presentó sus conclusiones | Las once asociaciones de jubilados de Debagoiena querían disponer de criterios básicos para la acción y para socializar la importancia de que «se garanticen por ley unas pensiones dignas»

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

¿Qué es la hucha de las pensiones? ¿Qué ha sido del Pacto de Toledo? ¿Qué significa el factor de sostenibilidad de la reforma del 2013? ¿Qué cambios introdujo la Ley 27/2011? Estos y otros aspectos sobre el futuro de uno de los mayores pilares del Estado del bienestar, las pensiones, han sido objeto de reflexión los últimos meses en un grupo de trabajo constituido en el seno de la junta comarcal de Agijupens Debagoiena.

«El grupo se puso en marcha antes de las movilizaciones masivas por unas pensiones dignas que se han llevado a cabo, con el objetivo de poner en común y reflexionar sobre las ideas que tenemos, para que podamos disponer de criterios básicos para la acción y para su socialización en las once asociaciones de jubilados de Debagoiena, que en la actualidad agrupan a 8.000 socios. Con las ideas de todos los participantes y la ayuda de diversos documentos, hoy venimos a compartir esas conclusiones, y animar a la gente a seguir participando en las concentraciones de los lunes, así como a acudir a la gran manifestación convocada para el próximo día 26, para la que habrá autobuses desde las distintas localidades», explicó ayer el presidente en funciones de Agijupens Debagoiena, Pedro Etxeberria, en una comparecencia realizada en el Hogar del Jubilado Pake Leku.

La conclusiones del documento fueron presentadas por la secretaria, Mila Etxaniz, que insistió en la necesidad de que se garanticen «por ley nuestras reivindicaciones, para que se adopten cuantas medidas sean necesarias para garantizar el sistema público de pensiones». Desde la asociación comarcal creen que hay cuestiones que son claves, como que la subida de las pensiones se ligue de nuevo al IPC y por lo tanto que se derogue la ley 23/2013 que limitaba su revalorización al 0,25% mientras hubiera déficit en el sistema. También que se eleven las pensiones mínimas y sobre todo las de viudedad y orfandad, dando una respuesta a todas las prestaciones que están en el umbral de la pobreza. Y fundamentalmente que haya una defensa legislada del sistema público de pensiones.

Así, las conclusiones que presentaron ayer recogen que «la edad de jubilación no debe depender de motivaciones económicas». Destacan que «la cuantía de la pensión puede depender de la cotización personal, pero siempre alcanzará para desarrollar una vida digna y nunca dependerá de la cuantía de las cotizaciones globales, ni del posible desequilibrio entre entradas y salidas del sistema».

El texto incide en que «la cotización del trabajador en activo debe de servir para pagar las jubilaciones; lo mismo que lo que paga de impuestos tiene también una finalidad social y colectiva. La cotización personal para la pensión tiene que apuntar a cubrir la pensión propia y la solidaridad necesaria con otras personas pensionistas que se encuentren en peores condiciones».

Quitar el factor sostenibilidad

El texto exige «la eliminación del factor de sostenibilidad» y tampoco acepta «el factor de revalorización». Además hace una mención especial «a la necesidad imperiosa de adecuar el nivel de las pensiones de viudedad». Pide el «reconocimiento de la importancia que ha tenido y tiene para la sociedad el papel de las mujeres, por su esfuerzo y trabajo a la atención del hogar y de su entorno, sin haber sido reconocidas como sujetos de la actividad económica: sin retribución y sin cotización. Tienen derecho a la jubilación y la pensión», destacaron.

En cuanto a la pensión mínima de 1.080 euros que establece la Carta Social Europea para no caer en la pobreza, señalaron que «estamos de acuerdo y creemos que también debería extenderse al salario mínimo interprofesional de las personas que tienen un empleo. Es nuestro objetivo, aunque somos conscientes de que no se podrá conseguir a corto plazo, hay que ir progresivamente hacia esta cifra», relataron.

Finalmente en las conclusiones del proceso de reflexión dejan claro que «queremos solución para las pensiones, independientemente de la nóminas y las prebendas de los políticos. Les exigimos honradez, que den ejemplo a la ciudadanía. Que se ataque radicalmente el fraude fiscal y se devuelvan los dineros que ha fluido por cauces de corrupción y de diversos rescates (bancarios, autopistas..) porque no es cierto que no haya dinero, la cuestión es cómo se distribuye».

Para concluir aclararon que Agijupens Debagoiena mantiene las movilizaciones de las que se ha descolgado la plataforma en Gipuzkoa tras el acuerdo sobre pensiones alcanzado entre el PNV y el PP en el marco de la negociación de los presupuestos. «Nos han dejado libertad de actuación a las asociaciones y en nuestra comarca hemos decidido mantenernos movilizados porque hay que alcanzar acuerdos a largo plazo, no puntuales, hay que garantizar por ley el sistema público de pensiones, y luchar por su trasferencia al Gobierno Vasco» sentenciaron.

 

Fotos

Vídeos