La montaña y el medio natural, como fuente de inspiración de los aficionados a la fotografía

Iztutu. Una de las fotografías premiadas el año pasado. / IKER PARDO
Iztutu. Una de las fotografías premiadas el año pasado. / IKER PARDO

El certamen que organiza el Aloña anima a congelar la belleza, singularidad o grandeza de la montaña a través del objetivo

MARIAN GONZALEZOÑATI. .

Los aficionados a la fotografía y a la montaña ya pueden empezar a seleccionar sus mejores instantáneas. Bosques de mil y una tonalidades, montañas con ese halo misterioso que imprimen la nieve y la niebla, pájaros, buitres, florecillas, cascadas, picos, ríos que serpentean montaña abajo, alpinistas, escaladores... O comenzar de inmediato una nueva colección, aprovechando la explosión de colores del inminente otoño

Hasta el 14 de octubre hay tiempo para presentar obras al concurso de fotografía de montaña y naturaleza que organiza la sección mendizale del Aloña, un certamen de prestigio que se ha convertido ya en un clásico. La decimosexta edición del concurso invita a participar a quienes disfrutan captando y transmitiendo a través del objetivo instantes o detalles que muestran la belleza, grandeza y singularidad de la montaña. El alpinismo, el paisaje, la biodiversidad, la fauna y la flora vuelven a ser los ingredientes esenciales.

La convocatoria está dirigida a mayores de 18 años y ofrece dos temáticas a desarrollar. La primera se centra en las actividades que el ser humano realiza en la montaña, exceptuando la competición. Pueden presentarse imágenes de alpinismo, travesías, trekking, escalada, parapente, esquí de montaña, BTT... La segunda categoría abarca el entorno de la montaña: la naturaleza (paisajes, fauna, flora...).

Los trabajos podrán presentarse en blanco y negro o en color. Eso sí, no podrán presentarse más que tres imágenes por persona. La inscripción es de 10 euros por fotógrafo participante, a abonar a través de Paypal en el portal www.concursosdigitales.com.

Premios y exposición

Las instantáneas se presentarán en formato JPG, espacio sRGB y sin ningún tipo de marco, para que las 40 mejores obras sean impresas en papel fotográfico y enmarcadas para la muestra que se expondrá del 11 al 24 de noviembre en la Casa de Cultura. Cada fotografía debe presentarse en resolución baja (72 ppp y un peso máximo de un mega) y alta (250 ppp y 6 megas) y no deberá haber sido premiado en ningún otro certamen.

El plazo de recepción de originales expira el 14 e octubre y en total se repartirán 2.400 euros en premios en metálico (500 euros al ganador de cada sección, y 300 y 200 euros a los segundos y terceros respectivamente). Además de 200 euros para el mejor oñatiarra. El fallo del jurado se conocerá el 7 de noviembre y el reparto de premios será el día 15 en el marco de la Mendi Astea.