Todo listo para que la plaza vuelve a convertirse mañana en una gran sagardotegi

Veintiséis sidrerías han confirmado su asistencia al multitudinario txotx

M.G. OÑATI.

Todo está preparado para que la plaza vuelva a convertirse mañana en una gran sagardotegi. Veintiséis sidrerías procedentes de trece localidades distintas dejarán correr a partir de las 12.00, el sabor autóctono y el olor intenso de los caldos guipuzcoanos.

El 'txotx' es ya un clásico de la jornada de Herri Eguna. Mucho ha llovido desde la primera edición, hace ya 33 años, y no solo en sentido figurado, ya que el paraguas ha acompañado a un buen número de ediciones de la feria, algo que parece que no ocurrirá mañana. Aquella novedad, incorporada en 1986, ha cumplido ya tres décadas, y con el paso de los años, la fiesta en torno a la manzana, no solo está consolidada, sino que ha madurado.

Hace diez años se dosificó la ingesta de alcohol, hasta entonces en formato «barra libre» para «dar importancia a la cata y degustación, no al hecho de beber», y la propuesta no mermó la participación, ni mucho menos. Así que los sidreros no pararán de escanciar la preciada sidra hasta agotar existencias. Y es que no serán pocos los que ingieran sidrita de éste y aquel puesto, a fin de contrastar las diferentes calidades de unos y otros jugos, con trikitixas, gaitas y txistus como banda sonora.

Ya han confirmado su asistencia: Aburuza y Zabala (Aduna), Urdaira (Aginaga), Alorrenea, Astarbe, Bereziartua, Etxeberria, Larrarte, Lizeaga. Oiarbide, Petritegi y Rezola (Astigarraga), Urbitarte (Ataun), Otsua-Enea, Akarregi, Larre-gain, Itxas-buru (Hernani), Begiristain (Ikaztegieta), Barkaiztegi (Martutene), Aulia (Legorreta), Altuna (Urnieta), Tximista (Ordizia), Saizar (Usurbil) y Oiarte y Otatza (Zerain) y Araeta (Zubieta).

 

Fotos

Vídeos