'Lifting' a Natur Eskola con bioarquitectura

Plano alzado de cómo quedaría la fachada principal tras reformar la planta baja y envolver el edificio con entramado de madera. /OREKA
Plano alzado de cómo quedaría la fachada principal tras reformar la planta baja y envolver el edificio con entramado de madera. / OREKA

El Ayuntamiento saca a concurso las obras de la primera fase de la rehabilitación del antiguo parvulario | La fachada principal se envolverá con un aislamiento térmico de fardos de paja y madera con acabado de tablas de alerce, e incorporará un funcional porche

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

Bioconstrucción, sostenibilidad y eficiencia energética serán tres conceptos esenciales en el 'lifting' al que se se va a someter la sede de Natur Eskola. En octubre el centro natural acondicionado en el antiguo parvulario de Olakua cumplirá 25 años, y lo celebrará con un 'lifting bioconstructivo' que busca rehabilitar las instalaciones definiendo también un modo de vida y de relación con el medio en clave sostenible y saludable.

Filosofía que se materializará con la utilización de materiales nobles o reciclados, y técnicas constructivas más tradicionales con el objetivo de generar un menor impacto medioambiental y un hábitat más sano, reduciendo 'la huella de carbono' del edificio.

El Ayuntamiento ha sacado a concurso esta semana la primera fase de las obras de rehabilitación con un presupuesto de 240.000 euros y un plazo de ejecución de tres meses. Las empresas interesadas podrán presentar sus ofertas hasta el 11 de julio, y según el proyecto técnico realizado por Oreka Arkitektura, incluirá la urbanización exterior del edificio con una solera de hormigón permeable, la rehabilitación de la fachada principal con un revestimiento térmico de madera y fardos de paja ,el acondicionamiento del pavimento de toda la planta baja, la ejecución de aseos o sanitarios secos, y un sistema de fitodepuración.

La bioconstrucción consiste en utilizar materiales naturales y locales, como la piedra, el adobe, la tierra, la paja o la madera. Se centra en diseño y la rehabilitación de edificios pensando en el ahorro de energía, la integración en el medio ambiente de las construcciones y el respeto por la naturaleza que le rodea. En esta línea se abordarán las distintas fases de la rehabilitación del edificio de Natur Eskola «en la medida de lo posible» .

Así, según han explicado desde el departamento municipal de medioambiente, todo el patio tendrá solera bioclimática, utilizándose para ello técnicas de bioingeniería. Será un suelo de hormigón de alta permeabilidad y capacidad drenante, realizado con una mezcla de tierra tamizada, arena y cal con una estructura 'muy natural' que dará un aspecto más campestre al patio, que es la puerta de entrada y la carta de presentación del centro natural. Una configuración del espacio más funcional y atractiva, un humedal y jardines le darán mayor protagonismo.

Fitodepuración y baños 'secos'

Así en uno de los lados, el que está justo detrás de las casetas de electricidad, se acondicionarán dos grandes balsas de fitodepuración. Se trata de una solución para el tratamiento de aguas mediante la implantación de un humedal artificial con macrófitas flotantes. El sistema de fitodepuración recreará el funcionamiento que en la naturaleza tienen los humedales para tener una aplicación en el tratamiento de aguas sucias. Las plantas desarrollarán procesos físicos y químicos que progresivamente depurarán el agua.

Otra actuación de calado que mejorará la estética y la funcionalidad del inmueble, es la demolición de la pared que se incorporó a la fachada de la planta baja, que recuperará visualmente su estructura original y ganará luminosidad con la apertura de nuevos ventanales alineados a los de las plantas superiores. Toda la fachada principal se envolverá con un entramado de madera y balas o fardos de paja, una solución arquitectónica sostenible y energéticamente más eficiente, que tendrá además un acabado muy atractivo al revestirse con tablas de madera de alerce. Se construirá asimismo una especie de porche de madera, que hará las veces de aterpe y también de balcón de la fachada.

El tercer puntal de esta primera fase de las obras es el acondicionamiento, también en la planta baja, de una zona de wáteres 'seca', sanitarios que no utilizan agua como los convencionales, y transforman los excrementos en un abono natural de calidad que puede emplearse en jardines e incluso en huertos urbanos.

Para las siguientes fases quedaría pendiente la construcción de servicios secos también en la segunda planta, el cambio de las ventanas y el aislamiento del resto del edificio, así como acondicionar sistemas de recolección de agua de lluvia, cambiar el mobiliario, instalar un ascensor, y poner algún sistema de generación de energía para que la Escuela de la Naturaleza sea sostenible y energéticamente lo más eficiente posible.

Son muchas cosas, y por el eso el gobierno municipal ha decidido desarrollarlas por fases, dando el pistoletazo de salida a la primera este verano.

Más que lecciones naturales

Se trata de un importante espaldarazo a la labor que desarrolla Natur Eskola. Y es que la naturaleza, el respeto hacia el ecosistema y el conocimiento de la fauna y flora autóctona son algo más que meras palabras escritas en un libro o una «salida verde» al uso en los programas de formación ambiental complementaria que Natur Eskola ofrece desde 1993.

En octubre se cumplirán 25 años de la inauguración del pionero centro en el antiguo parvulario de Olakua, y desde entonces más 120.000 estudiantes han vivido su peculiar «aventura natural» en Oñati. Pero no solo los escolares disfrutan de sus propuestas, todos los años Natur Eskola se acerca a la población en general con unas Jornadas Medioambientales que trabajan la sensibilización y distintas problemáticas. Y sus gestores se involucran además en un buen número de proyectos socioculturales.

Mañana, sin ir más lejos, Imanol Biain guiará junto a Jerardo Elortza, la excursión que cierra el programa cultural de homenaje al lingüista e historiador oñatiarra. Un recorrido entre Araotz Urrexola que tendrá la salida a las 8.00 en la estación y permitirá conocer mejor los dos barrios rurales, antiguos oficios, el karts, tradiciones... Una excursión para disfrutar de la naturaleza y el patrimonio cultural que visibiliza otra de las facetas de un servicio que pronto transmitirá su mensaje ecosostenible y saludable, desde el mismo edificio gracias a la bioarquitectura y la bioconstrucción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos