Los jubilados abren su semana festiva

Antes de la comida habrá actuaciones de Oñatz y la banda./MARIAN
Antes de la comida habrá actuaciones de Oñatz y la banda. / MARIAN

El programa especial se prolongará hasta el viernes con charla, bailes, concierto y gastronomía Hoy celebran su día con homenajes, actuaciones y una gran comida popular

MARIAN GONZALEZOÑATI.

Dice el refrán que es de bien nacidos ser agradecidos, y como Oñati es hoy lo que es gracias, en parte, a sus mayores, el Ayuntamiento, en colaboración con la asociación de pensionistas y jubilados Pake-Leku, suele celebrar una jornada de tributo con más de medio siglo de historia que hoy vestirá de fiesta Zubikoa. Es un clásico, un día de tributo que ha perdurado en el tiempo evolucionado hacia toda una semana socio-cultural, porque la jubilación ya no es lo que era y los mayores desbordan actividad. Así que además de la otrora popularísima comida popular, habrá excursiones para conocer mejor el patrimonio natural, una charla sobre la eutanasia, una actuación musical intergeneracional, gastronomía, bailes... Una pequeña muestra de la intensa actividad de una asociación que persigue una jubilación sana, rica y participativa.

La ilusión y las ganas de pasarlo bien no tienen edad y los mayores oñatiarras volverán a demostrarlo durante toda la semana con la jornada de tributo de hoy como aperitivo, en lugar de como postre, como suele ser habitual. El domingo que viene Zubikoa está ocupado, así que el Día del Jubilado abre este año la programación especial.

Hoy
A las 12 misa, luego pasacalles hasta el polideportivo, homenaje, actuaciones de la banda y Oñatz, comida, sorteos y baile.
Mañana
A las 17.30 charla sobre la eustanasia con Juan José Sagarzazu en Pake Leku.
Martes
Concierto de coro de jubilados Aloña y el de Musika Eskola a las 18.00 en Santa Ana.
Miércoles
Paseo a Usako (10.00), hamaiketako y baile.
Jueves
Bingo especial (17.00) con sorteo de regalos.
Viernes
Chocolatada (17.30) y baile.

Homenaje

Hoy el programa despegará a las 12.00 horas, con la tradicional misa en honor a los mayores en la Parroquia de San Miguel Arcángel, a cuyo término los jubilados y las autoridades municipales se dirigirán al polideportivo Zubikoa, acompañados de la Banda de Música y dantzaris txikis de Oñatz.

En este recinto se desarrollará el tradicional homenaje a dos representantes de los mayores oñatiarras, distinción que este año ha recaído en el matrimonio formado por Daniel Martín, 90 años, y Manuela Granado, 89 años. Los dos homenajeados recibirán la felicitación de músicos, bertsolaris y dantzaris, recogerán la txapela y la pañoleta de honor de manos de las autoridades y serán obsequiados con diversos regalos.

El acto central, no obstante, será un año más la comida popular que dará comienzo alrededor de las 14.30 horas en la cancha del polideportivo con 165 comensales. La sobremesa estará amenizada con bailables y el tradicional sorteo de regalos.

Mañana, la programación especial continuará a las 17.30 con una charla sobre la eutanasia a cargo del médico oñatiarra Juan José Sagarzazu. El martes, el relevo pasará al coro de jubilados Aloña que compartirá escenario con el de Jose de Azpiazu Musika Eskola. Juventud y veteranía se darán la mano en el concierto que tendrá lugar a las 18.00, en Santa Ana Antzokia, bajo la batuta de Ainhoa Galdos, directora de ambas formaciones.

Para el miércoles han programado un paseo a Usako por el bidegorri, con hamaiketako y baile. El punto de partida será el Hogar del Jubilado a las 10.00 horas. Ya en el ecuador de la semana, el jueves, habrá bingo especial con sorteo de regalos, y el viernes, chocolatada (17.30) y una animada sesión de baile.

Pero aunque la semana especial llegue a su fin, las citas dirigidas a los jubilados no cesarán. Tienen una amplia oferta de cursillos, coral, grupo de teatro, aula de informática, club de lectura, clases de yoga... porque su objetivo como asociación es propiciar una jubilación sana, rica y participativa. Hacer deporte, cuidar la alimentación y salud son factores fundamentales para lograr un bienestar personal tras la jubilación, pero las relaciones sociales o en ejercicio intelectual no lo son menos.