Izaro Elorza estrena alcaldía «ilusionada y comprometida»

Los dieciesiete concejales de la nueva corporación (10 del EH Bildu y 7 del PNV) posaron juntos tras la sesión de investidura./MARIAN
Los dieciesiete concejales de la nueva corporación (10 del EH Bildu y 7 del PNV) posaron juntos tras la sesión de investidura. / MARIAN

Fue elegida por mayoría absoluta con los diez votos de EH Bildu en un salón de plenos abarrotado

MARIAN GONZALEZOÑATI

Izaro Elorza Arregi se convirtió ayer en la sexta alcalde de la democracia, y en la segunda mujer en acceder al cargo, en una jornada que calificó como «muy bonita e intensa». Visiblemente emocionada en distintos momentos de la investidura y el aurresku de honor en la plaza, dijo «recoger el mandato del pueblo con ilusión y responsabilidad, comprometida a trabajar en la construcción de una Oñati más justa y digna para todos y todas».

La Corporación emanada de las elecciones municipales del 26 de mayo se constituyó en un pleno multitudinario en el que Izaro recibió el simbólico aro y un ramo de flores de manos del alcalde saliente Mikel Biain. La amplía mayoría obtenida en las urnas por EH Bildu no dejaba margen para sorpresas, y la toma de posesión siguió el guión habitual.

La nueva corporación

Alcaldesa
Izaro Elorza Arregi (EH Bildu)
Concejales EH Bildu
Xabier Igartua Loidi, Anik Zubizarreta Arturo, Iñaki Olalde Altzelai, Maite Antón Leno, Iker Oñate Aiastui, Susana Altuna Ugarte, Bixente Urrutia Elexpuru, Alaitz Kortabarria Igartua, Asier Iraeta Izagirre
Concejales PNV
Ainhoa Galdos Olazar, Andoni Altuna Uribe, Amaia Erostarbe Letamendi, Jon Kepa Gerrikagoitia Urien, Marijo Etxegoien Arsuaga, Nerea Altube Galdos, Angel Biain Peña

El proceso de constitución del nuevo Ayuntamiento se inició con la formación de la mesa de edad en la que participaron Iker Oñate , como concejal más joven (24 años), y Bixente Urrutia, como edil más veterano (66). A continuación, todos los concejales juraron sus cargos y se inició la votación para la elección de alcaldesa. La cabeza de lista de EH Bildu recibió 10 votos de los ediles de su coalición, mientras que los siete concejales del PNV votaron a su alcaldable, Ainhoa Galdos. El nombramiento de Elorza por mayoría absoluta fue acogido con un chaparrón de aplausos, y el testimonial relevo entre el ya exalcalde y la nueva alcaldesa. Ambos se fundieron en un emotivo abrazo.

El entendimiento y el respeto serán claves para trabajar juntos por los intereses de la ciudadanía Ainhoa Galdos, Portavoz EAJ-PNV

«Seguiremos trabajando con y para todos y todas, para que Oñati sea un lugar más justo y digno» Izaro Elorza, Portavoz EH BILDU

Luego el secretario cedió la palabra a la primera edil, que tras nombrar uno a uno a sus familiares más cercanos y mostrarles su gratitud y cariño , explicó «el gran honor y el enorme reto que supone ser alcaldesa. Un camino que emprendo hoy con grandísima ilusión, y un gran equipo. Los 17 concejales que hemos jurado el cargo tenemos la misión de construir en estos cuatros años de trabajo que tenemos por delante, una Oñati mejor. Queremos que el Ayuntamiento sea de todos, participativo y transparente en la gestión económica. Podremos meter la pata, pero nunca la mano», dijo. «Nuestra prioridad es el bienestar del municipio, poner a las personas en el centro de la política con un proyecto feminista, euskaldun y vivo».

En nombre de los electos de EH Bildu dio las gracias «de todo corazón» a todos los que les refrendaron en las urnas, y también a los que eligieron otras opciones. «Saber que gobernaremos para todos, con y junto al pueblo, con un actitud constructiva y abierta».

No se olvidó de los ediles salientes (sentados en las primeras filas del salón de plenos),de quienes le han acompañado en este salto a la política municipal, y por su puesto de los que componen la nueva corporación emanada ayer, con un guiño también a los trabajadores municipales.

A continuación tomó la palabra la cabeza de lista del PNV, Ainhoa Galdos, que tras felicitar a la alcaldesa y a EH Bildu, quiso agradecer a los oñatiarras, y en especial a los votantes que les respaldaron en las urnas, la confianza depositada. «Nos comprometemos a llevar a cabo una oposición responsable y constructiva, a trabajar juntos por Oñati. Estamos aquí para defender los intereses de la ciudadanía con honestidad y valentía. Tenemos claro que venimos a servir al pueblo y por eso además de defender e impulsar proyectos de nuestro programa que consideramos son importantes para Oñati, buscaremos del entendimiento y el trabajo conjunto con el gobierno. El entendimiento y el respeto mutuo son claves para construir Oñati porque tenemos diferencias, pero también muchos proyectos en común» relató.

Tras el pleno la nueva corporación bajó a los arkupes de la plaza acompañada por los txistularis, para ser agasajada con un aurresku de honor. Tradición tras la cual Izaro volvió a dar y recibir infinidad de abrazos y felicitaciones. Oñati estrenó ayer alcaldesa y ahora toca empezar a configurar el nuevo gobierno municipal, el número de comisiones y el reparto de las mismas.