Un 'Haurren Eguna' multitudinario

La oñatiarra es una de las concentraciones más apreciadas y multitudinarias de los grupos de baile. / MARIAN
La oñatiarra es una de las concentraciones más apreciadas y multitudinarias de los grupos de baile. / MARIAN

Más de seiscientos dantzaris txikis vestirán mañana las calles de ritmos y colorido | Los anfitriones de Oñatz estarán acompañados de trece grupos, con Mara Vázquez como alcaldesa infantil

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

Caseritos, amonatxos y poxpoliñas preparan ya las txapelas, chalecos, corpiños, albarcas, blusas, delantales y pañuelos. Mañana bailar es cosa de niños, toca disfrutar en una fiesta con 48 años de historia que reunirá a más de seiscientos dantzaris-txikis de trece localidades. La destreza y el desparpajo de los protagonistas, y el sonido de txistus y tamboriles, vestirán de folklore euskaldun las calles como primer aperitivo de los sanmigeles.

El grupo de baile Oñatz, organizador del «Haurren Eguna», tiene ya todo preparado para que Oñati vuelva a convertirse en la capital de los dantzaris txikis. No en vano es una de las concentraciones más apreciadas y multitudinarias del calendario de los grupos de baile y además parece que la meteorología va a compañar.

El programa de festejos despertará a las nueve de la mañana con la tradicional kalejira de los txistularis. La diana dará paso al ceremonial de recepción de los grupos invitados, que llegarán a la arboleda a las diez y cuarto de la mañana. En esta edición, los anfitriones de Oñatz (unos trescientos dantzaris) estarán acompañados por otros tantos jovencitos de grupos de danza procedentes de Zarautz, Lizarra, Antzuola, Sestao, Arrasate, Gernika, Soraluze, Legazpi, Tolosa, Aretxabaleta, Deba (que se estrena en Oñati) y Zumarraga.

A estas cifras hay que sumar los responsables de cada grupo, el equipo organizador integrado por unas 80 persona, y los músicos de cada colectivo, por lo que la anual fiesta reunirá a una gran familia de más 800 personas. Cifras que dan fe del tirón de la jornada, que estrenará escenario y emplazamiento. En vez del tablado que solía mon tarse en los 'arkupes' de la plaza, se utilizará el de fiestas, instalado ya en la esquina del antiguo barquillero.

La recepción dará paso a un animado hamaiketako en el frontón, y a las 11.45 horas, al saludo de la alkatesa-txiki en la plaza, papel que representará Mara Vázquez.

El simbólico aurresku de honor inaugurará oficialmente la fiesta y dará el pistoletazo de salida al desfile por las calles y barrios, un pasacalle que se interrumpirá a las 13.30 para que los dantzaris puedan comer en las casas de acogida.

Alarde y txorimalos

El acto central volverá a ser el alarde, a partir de las 17.15, con la participación de todos los grupos invitados que bajarán de Etxaluze a la plaza en pasacalles,

Tras la exhibición,la ambientación festiva correrá a cargo de los gigantes y cabezudos, que pondrán la guinda festiva. La mezcla de folklore, colorido y frescura de los niños y niñas conformarán durante toda la jornada una simpática pasarela Y es que los dantzaris no serán los únicos en ponerse las albarcas. Los trajes de caserito, amonatxo y poxpoliña serán la indumentaria más habitual entre los más txikis en la primera gran cita festiva, un 'Haurren Eguna' que está ya a las puertas de su 50 aniversario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos