Una exposición en Arantzazu invita a aparcar la indiferencia frente a la exclusión social

Mesa. Uno de los espacios de la muestra en una anterior exposición./
Mesa. Uno de los espacios de la muestra en una anterior exposición.

OÑATI.

Una exposición organizada por Caritas Gipuzkoa en el santuario de Arantzazu invita a aparcar la indiferencia frente a la exclusión social. La muestra, conformada por cinco stands, apela a ejercer la solidaridad y a no apartar la mirada ante la pobreza y sus múltiples rostros y la exclusión social que sufren muchas personas.

Los distintos espacios que conforman la exposición representan realidades como la inmigración, la situación de las personas sin hogar, la salud mental y la gran labor que realiza el voluntariado, que es la base de la entidad.

La exposición permanecerá hasta el 19 de agosto y se halla instalada en un espacio situado detrás del altar de la basílica.

Quedarse en la calle

Elementos como el cartón transmiten la miseria que conlleva quedarse en la calle y perderlo todo. Además la muestra contiene otros elementos como una mesa puesta de comedor que incide en la soledad de quienes no pueden compartir una comida en compañía; hay asimismo un espacio donde se han dispuesto algunas maletas que nos recuerdan que no todos viajan por placer en referencia a quienes se ven obligados a migrar; una silla solitaria simboliza la situación de absoluto desamparo de quienes se ven arrojados a la calle sin más techo que la intemperie. La enfermedad mental y el voluntariado tiene sus espacios en esta muestra.

Diversos mensajes personales acompañan a esta exposición en la que todo lo que se muestra coincide plenamente con la realidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos