Éxito en la recogida de material escolar para los campamentos saharauis

Solidaridad. Cena solidaria celebrada en Bidaurreta con el objetivo de reunir fondos para el colegio Saint Paul de Togo-Mali. / J.A.U.
Solidaridad. Cena solidaria celebrada en Bidaurreta con el objetivo de reunir fondos para el colegio Saint Paul de Togo-Mali. / J.A.U.

El grupo de misiones ha destacado también la excelente recaudación de la cena solidaria y el concierto de Navidad anual

IKER MURILLO OÑATI.

La llegada de las fiestas navideñas es siempre sinónimo de muchas cosas positivas: el encuentro con amigos y familiares, el buen ambiente o las variadas propuestas culturales con las que localidades como Oñati llenan sus agendas. Pero si hay algo por lo que los vecinos pueden sentirse orgullosos, es sin duda alguna la solidaridad.

Son muchas las agrupaciones como el Grupo de Misiones de la parroquia que aprovechan estas fechas para poner en marcha distintas iniciativas de carácter solidario. A causa de esto, los vecinos han demostrado un año más estar a la altura de las convocatorias organizadas.

Claro ejemplo de ello ha sido la campaña de recogida de material escolar. Los responsables de la misma han calificado la recepción como «un éxito, tal y como lo fue en los dos años anteriores en los que también la pusimos en marcha».

El grupo de misiones de la parroquia ha destacado también la excelente acogida de la cena solidaria del pasado 14 de diciembre en favor del colegio Saint Paul de Togo-Mali y el concierto de Navidad solidario para ayudar a Cáritas Oñati.

La recogida va a permitir enviar un minimo de 10 cajas (cada una con 25-30 kilos ) en cada una de las tres expediciones previstas para 2019 y que tendrán lugar en enero, mayo y septiembre respectivamente.

Así mismo, se enviarán también en las tres expediciones, importantes lotes de juguetes para la guardería de la daira de Mahbes, en la wilaya de Smara (campamentos saharawis de Tinduf).

Desde la organización han querido agradecer a todo el pueblo de Oñati su aportación solidaria, que se ha concretado en los centros escolares: Txantxiku Ikastola, Elkar Hezi así como en las escuelas públicas de Errekalde + Instituto Larraña + Zuazola, MU , y un centro de la localidad de Soraluze: BHI.

También han tenido palabras de agradecimiento para los comercios del ramo del pueblo: Estancos Irizar, Altuna y Urzelai, librerías Haritza, Hirukar, además de Eurodenda, Trikitx y Urzai. Otra de las aportaciones ha llegado desde Aretxabaleta a través del mercadillo solidario organizado por la ONG Hiruatx y desde Ulma Packaging.