Una luz por el euskera en 2019

Euskararen Kriseilua. La iniciativa ya se ha presentado con el objetivo de que arranque en 2019. /  E.K.
Euskararen Kriseilua. La iniciativa ya se ha presentado con el objetivo de que arranque en 2019. / E.K.

El proyecto 'Euskararen Kriseilua' busca cuidar las costumbres del Euskaraldia | Las escuelas Urgain-Errekalde, Elkar-Hezi, y Txantxiku ikastola son, junto al Ayuntamiento, las impulsoras de la iniciativa

IKER MURILLO OÑATI.

El proyecto 'Euskararen Kriseilua' comenzará con la llegada de 2019. La iniciativa, que ya fue presentada durante el pasado día 3 de este mes (Día Internacional del Euskera) con el apoyo de miembros del consistorio y de las diferentes agrupaciones educativas locales, busca seguir «manteniendo encendidas» las costumbres que Belarriprest y Ahobizi pusieron en marcha durante los once días de Euskaraldia que tuvieron lugar entre el 23 de noviembre y el 3 de diciembre.

Las escuelas Urgain-Errekalde, Elkar-Hezi y Txantxiku ikastola son las promotoras del proyecto junto con el Ayuntamiento. Las familias con niños entre 6 y 8 años de edad en estas escuelas serán los que participen a partir del mes de enero en esta iniciativa, que ya se ha puesto en marcha en otros municipios de la geografía vasca.

Será a partir del regreso de los niños al colegio tras las tradicionales fiestas navideñas cuando tendrán la oportunidad de llevarse a casa su lámpara.

De este modo, las familias cuyos hijos estudien en dichos colegios recibirán la invitación y el registro para participar. Desde la organización han hecho un llamamiento a la participación masiva alegando que «es una iniciativa valiosa para cualquier familia que quiera».

Cambiar las costumbres

El principal objetivo de la iniciativa es el de instaurar costumbres relacionadas con el euskera tanto a familias donde todos los miembros hablan euskera, como a aquellas en las que ninguno de los miembros tiene un uso habitual de la lengua vasca.

La dinámica consistirá en que cada familia apuntada recibirá en casa el candil por turnos de una semana. De esta forma, todas las familias apuntadas a la iniciativa tendrán la oportunidad de tener en casa esta luz, que servirá para recordar en el núcleo del hogar la importancia del uso de la lengua vasca en todos los ámbitos más allá del escolar.

Una vez finalizados todos los turnos, las familias participantes recibirán la invitación para participar en un evento donde se les agradecerá el compromiso adquirido y su participación en la iniciativa.