Las esperadas obras para estabilizar el deslizamiento de Udana, en marcha

Obras. Un desvío provisional adosado a la zona inestable es la vía que se utilizará durante los dos meses y medio previstos de obras./MARIAN
Obras. Un desvío provisional adosado a la zona inestable es la vía que se utilizará durante los dos meses y medio previstos de obras. / MARIAN

Sasoi ejecutará un contrafuerte de escollera de 45 metros de longitud y un relleno tipo terraplén, recubierto de tierra vegetal. Los trabajos han arrancado antes de lo anunciado para satisfacción de los usuarios

MARIAN GONZALEZOÑATI.

«El estado era tan lamentable, y ha llovido tanto últimamente que no es de extrañar que las obras para estabilizar el deslizamiento de la carretera GI-2630, en el puerto de Udana que el departamento de carreteras de la Diputación anunció para después de Semana Santa se hayan adelantado. Me parece los más cabal, porque la verdad es que el estado de la calzada te daba que pensar». Así se manifestaba el miércoles una usuaria habitual, que precisamente esa jornada cogía vacaciones, así que iba a perder unos días de vista la serpenteante carretera.

No obstante tiene obras para rato porque la estabilización entre los puntos kilométricos 9,670 y 9,715. Adjudicada la empresa Sasoi, tiene un plazo de ejecución de dos meses y medio. «El deslizamiento afecta a la totalidad de la plataforma de la carretera, y por eso la solución proyectada consiste en la ejecución de un contrafuerte de escollera de 45 metros de longitud y un relleno tipo terraplén, sobre el que se aportará tierra vegetal para facilitar su revegetación final», han indicado desde el ente foral.

Mientras se desarrollen las obras, se mantendrá habilitado un desvío provisional adosado a la zona inestable que será la vía que se utilizará mientras duren los trabajos.

El tráfico se seguirá regulando como hasta ahora, con semáforos, estableciéndose un paso alternativo de vehículos.

Cabe destacar que acceso está restringido para los transportes y vehículos especiales de más 3,5 metros de ancho, más 25 metros de largo, y más 40 toneladas de peso. Tampoco pueden circular bicicletas, prohibición que según denuncian conductores no se respeta demasiado.

Si no hay contratiempos de última hora, el problema estructural de Udana estará resuelto para verano, para el mes de junio, tras un inversión foral de 209.000 euros.

 

Fotos

Vídeos