El ensanche de la carretera a Araotz se licita de nuevo por 193.704 euros

Se derribará el pretil de mampostería  para construir uno de hormigón de 235 metros de largo /  MARIAN
Se derribará el pretil de mampostería para construir uno de hormigón de 235 metros de largo / MARIAN

La Diputación ha revisado al alza el presupuesto de las obras tras declararse desierta la primera convocatoria

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

El proyecto de ensanche y mejora de la carretera Araotz (entre los puntos kilométricos 1,065 y 1,300) se encontró en verano con un obstáculo inesperado, el hecho de que el concurso público tuviera que declararse desierto. Así que la Diputación ha tenido que sacar de nuevo a licitación las obras, aumentado en un 21,38% el presupuesto inicial, que pasa de 159.579 euros a 193.704 (IVA incluido).

Tras una reflexión interna sobre los motivos que pudieron ocasionar «la escasa concurrencia», el departamento de infraestructuras viarias ha concluido que «los precios eran sensiblemente bajos para una obra de estas características, ya que al tener que ejecutarse los trabajos con la carretera en servicio, y ser la calzada muy estrecha, se dificulta la intervención».

Esto, unido a que ha sido necesario «actualizar el coste de la mano de obra del proyecto para adecuarlo al nuevo convenio de construcción aprobado en julio», han hecho que el ente foral haya decidido volver a licitar las obras al alza, abriendo el plazo de presentación de propuestas hasta el 14 de noviembre.

Las actuaciones que «permitirán el cruce simultáneo de dos vehículos con total seguridad» en el tramo intervenido tienen un plazo de ejecución de dos meses y medio, así que si no hay contratiempos podrían disfrutarse en primavera.

Dos meses y medio de obras

Actualmente, la carretera GI-3592 a Araotz tiene una longitud de 4.400 metros y un ancho aproximado de 4,50 metros. «Su trazado es sinuoso y estrecho, y en el tramo inicial tiene grandes pendientes» puede leerse en la memoria del proyecto. También recoge que «la apertura de las cuevas de Arrikrutz generó un incremento de tráfico, que añadido al existente anteriormente como consecuencia de los numerosos caseríos existentes en Araotz, hizo que en 2010 ya se realizaran obras de mejora del drenaje y los elementos de contención en esta carretera, pero no se amplió su anchura».

Así que, atendiendo a las demandas trasladadas por el Ayuntamiento y los araoztarras «para evitar que se produzcan accidentes de tráfico», la Diputación decidió en marzo dar continuidad a las obras realizadas y ampliar el ancho de la carretera hasta los 5,40 metros de anchura entre los puntos kilométricos 1,065 y 1,300.

En el tramo inicial se excavará el monte y se estabilizará la mampostería con una capa de hormigón, malla de hierro y bulones. Para renovar la red de drenaje se construirá una cuneta nueva de hormigón, y se derribará el pretil de mampostería actual para construir uno nuevo de hormigón de 235 metros de largo. Finalmente, se renovará el firme y la señalización. Además, en los últimos 100 metros de la carretera se realizará un relleno con suelo seleccionado de 70 centímetros de espesor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos