LKS dirigirá la ampliación y reforma del nuevo Zubikoa de Oñati

Fotomontaje de la ampliación que ha presentado LKS del polideportivo hacia Bidebarrieta, hacia el área verde las piscinas/INFOGRAFIAS LKS
Fotomontaje de la ampliación que ha presentado LKS del polideportivo hacia Bidebarrieta, hacia el área verde las piscinas / INFOGRAFIAS LKS

El Ayuntamiento le ha adjudicado la redacción del proyecto definitivo, el último paso para la esperada inversión estimada en 5 millones de euros

MARIAN GONZALEZOÑATI.

LKS redactará el proyecto de reforma y ampliación de Zubikoa y dirigirá sus obras. La propuesta que el equipo integrado por los arquitectos Joxe Oleaga, Javier de La Fuente, Jokin Urteaga y Nerea Zubia, y los ingenieros Julen Barral y Ander Maiztegi, presentó a la licitación realizada por el Ayuntamiento, ha logrado la máxima puntuación del proceso de adjudicación, y tiene un plazo de tres meses para perfilar el proyecto definitivo. Su memoria técnica fue valorada con 38 de los 46 puntos posibles por el tribunal, frente a los 29 y 28 respectivamente de las otras dos empresas licitantes.

Su gran baza ha sido el «establecer unos planteamientos posibilistas en un contexto razonable de inversión y planificación, respetando la infraestructuras existentes y poniéndolas en valor». Según explican «gran parte de la obra principal planteada se podría ejecutar con el polideportivo en funcionamiento, ya que la envolvente actual de la piscina se puede mantener mientras que se ejecuta el anexo que planteamos. La idea es interrumpir los servicios el mínimo tiempo posible», señalan.

Edificio integrado en el entorno
La forma en la que LKS ha propuesto realizar las ampliaciones necesarias es integrándola en la volumetría actual, situando la zona de piscinas y sauna en la planta primera y las zonas de actividades dirigidas en la planta baja, junto a la actual zona de fitness. Al realizar la ampliación como un anexo, permite realizar la obra de la ampliación con el complejo abierto, ya que el acceso a la obra y la actuación es independiente al complejo actual. Para realizar la actuación en la piscina polivalente, zona de administración, área técnica y vestuarios, sí se verán afectados los actuales servicios de la zona húmeda. En el caso de las pistas de pádel se integrarían en la cubierta de las pistas de tenis actual, dando continuidad a las mismas. Eso permitirá rebajar la cota actual y reducir la presión sobre la pared izquierda del frontón.
Urbanización exterior
LKS propone crear un ecosistema en el que el peatón sea más importante que el vehículo, aunque entienda a este último imprescindible. Así las cosas, propone definir un espacio mixto de convivencia entre vehículos motorizados y oeatones, eliminando las plazas de aparcamiento libre que se encuentran en la entrada de Zubikoa y la rotonda de paso. Se mantendrían tres plazas destinadas a discapacitados, ambulancias y carga y descarga. LKS también plantea una marquesina para la zona exterior, ya que asiduamente hay personas esperando

Además, tal y como planteaban las bases, «la propuesta se divide en actuaciones que pueden ser tratadas y ejecutadas de forma independiente, facilitando acompasar las inversiones a la disponibilidad presupuestaria» y es que la estimación económica de la reforma asciende inicialmente a algo más de 5 millones de euros (5.024.778 euros).

La propuesta elegida «aprovecha más y mejor los espacios existentes, ampliando únicamente los estrictamente necesarios»

Dos son los objetivos principales del 'lifting' arquitectónico. Por un lado, la reforma del inmueble actual, con el fin de reparar las filtraciones de agua y la falta de aislamiento de los tejados y terrazas el conjunto de edificios, así como aquellas instalaciones y acabados que se encuentran en mal estado. Y, por otro, mejorar la funcionalidad del polideportivo y la organización de espacios, integrar las ampliaciones y construir un equipamiento de gran eficiencia energética, reduciendo la demanda de energía y de consumo durante su utilización y las emisiones de CO2 que el edificio genera.

Así, se contempla la reforma integral de las piscinas, el área de acceso y vestuarios. Se daría una vuelta a todo el 'ala húmeda' y se agruparían los espacios de fitness, lucha, actividades dirigidas y escalada dentro de un mismo entorno, mejorando el confort de los espacios actuales al darles la oportunidad de disfrutar de luz natural.

Piscina con 9 calles y grada

Como estrategia principal, LKS ha planteado situar las dos piscinas en la cota +4,20 metros. La pequeña, con unas dimensiones de 8x16 metros en la fachada sur «para aprovechar los rayos solares del invierno, un mayor control de la zona exterior y obtener una altura libre bajo los vasos, suficiente para poder incorporar, usos deportivos». La grande, a su vez, tendría 9 calles y unas dimensiones de 18,5 x 25 metros, con un ancho de calle de 2.

Una novedad de calado respecto a l servicio actual, sería la inclusión de un graderío para 100 personas al que se accedería directamente por el vestíbulo principal de la planta baja. Como estipulaban las bases, los vestuarios y aseos del ámbito de las piscinas se subirían al mismo nivel que las mismas. En cuanto al área de sauna , se reformaría totalmente, trasladándola a la fachada sur. El acceso sería independiente al de las piscinas y con posibilidad de salir a una zona exterior de solárium. La propuesta inicial de LKS recoge una sauna seca, otra húmeda, duchas, y una área de relax con ventanas y vista al exterior.

La planta baja también sufriría una gran transformación. Por un lado, estaría el área de acogida, un espacioso vestíbulo, con zona de espera de gran envergadura. Por otro lado, la nueva zona de administración con dos salas de reuniones, oficinas y el área de mantenimiento. Y como tercer pilar de esta planta, una amplia zona de actividades dirigidas junto a la actual zona de fitness con gimnasio, espacio de lucha y rocódromo. LKS plantea un gran espacio integrador con tres salas insonorizadas e independientes, zona propia de vestuarios y baños, y uno de los recorridos del rocódromo en el exterior del edificio. Se mantendrían dos de las tres salas de squash y se acondicionará dos pistas de pádel en el espacio ocupado actualmente por la pista de tenis descubierta.

Se contemplan asimismo intervenciones en la cancha verde y el frontón. En ambos casos, LKS propone cambiar el suelo e incorporar barandillas en las gradas por motivos de seguridad, además de la incorporación de vestuarios independientes para cada infraestructura. En el caso del frontón, se habla, además, de aumentar la puerta de la pared del rebote y de la apertura de dos puertas directas desde la grada. A las cubiertas del bar por un lado, y a la continuidad de la escalera trasera, por otro, facilitando un acceso directo a las pistas exteriores de tenis y pádel.

Aumentar el aforo

A juicio de LKS estás actuaciones podrían aumentar el aforo del frontón en 360 personas al generarse dos nuevas salidas de emergencia. Además, el emplazamiento de las nuevas pistas de pádel, permitirían rebajar la cota actual de la pista tenis descubierta, hasta igualarlas con la pista cubierta, rebajando la presión sobre la pared izquierda del frontón.

Este sería, grosso modo, la propuesta que LKS ha empezado ya a pulir con el objetivo de entregar el proyecto definitivo de reforma y ampliación antes de que finalice el año. Asimismo prevén aprovechar parte de la cubierta de la zona de piscina ampliada para crear un solárium y otra para ubicar las instalaciones foltovoltaicas y fototérmicas existentes. Además se eliminarán las barreras arquitectónicas de todas las instalaciones deportivas para permitir su acceso, y la práctica deportiva de todos.

Es pronto aún para decir si el año que viene por estas fechas, el 'lifting' arquitectónico' habrá comenzado o no, pero de lo que no hay duda es de que la cuenta atrás avanza, y Zubikoa celebrará su 40 cumpleaños, en 2020, en obras. El Ayuntamiento acaba de dar un paso más, al adjudicar a LKS la redacción del proyecto definitivo. Antes de que finalice el año, el edificio construido en 1980, tendrá listo su proyecto de reforma definitivo, y se acabarán las especulaciones. Habrá que planificar la inversión, marcar un calendario y sacar a concurso los primeros trabajos. La redacción del proyecto que determinará el desarrollo de la esperada inversión entra en su última fase.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos