Cuenta atrás para una subida a Aloña de traca

Presentación. Organizadores, representantes del Ayuntamiento y de Bomberos de Gipuzkoa./MARIAN
Presentación. Organizadores, representantes del Ayuntamiento y de Bomberos de Gipuzkoa. / MARIAN

La organización refuerza la seguridad del cresterío con la colaboración de Bomberos de Gipuzkoa

MARIAN GONZALEZOÑATI.

Cuenta atrás para la Subida a Aloña, que el 5 de mayo celebrará su decimoquinta edición a lo grande. Quedan poco más de dos semanas para la gran cita alpina, y organizadores y patrocinadores han salido a la palestra para dar cuenta de una prueba que junto a la Zegama-Aizkorri fue de las primeras en llenar de «runners» las cumbres. Su reputación le precede, y quizá por eso las inscripciones se completaron en apenas dos horas. Pero además este año se viste de aniversario, 15 primaveras, y por ese motivo estará precedida por la Subida Vertical a Buetraitz y citas gastronómicas en Arantzazu (pintxo-pote y ecotalos).

Así las cosas, el diablo más famoso del Parque Natural de Aizkorri vuelve a retar a atletas, montañeros y deportistas en la sierra de Aloña, y lo hace ampliando su equipo de seguridad. Los bomberos de Gipuzkoa se suman a los efectivos que aporta desde el principio Cruz Roja.

«Nuestro debut como cuerpo en las carreras de montaña será en Aloña, pero este año participaremos también en la Zegama-Aizkorri y Ehunmilak» explicó Sergio Maiztegi. «Estaremos asegurando la zona de la Crestería. Hasta ahora lo hacía Aitor Otamendi desde el voluntariado con una instalación preventiva de cuerdas fijas de seguridad, ahora lo haremos con más material y medios. Dado que una zona del cresterío es muy técnica habrá una línea de vida que marcará el recorrido, y es importante que los corredores lo respeten. Si no serán descalificados» resaltó. Y es que no hay que olvidar los 22,6 kilómetros y un desnivel positivo de 1.868 metros, que hacen de esta carrera una de las más duras del calendario euskaldun.

La cuenta atrás para la organización oñatiarra empezó hace unos meses, pero el reloj se acelera a apenas dos semanas de la gran cita. Y junto a la intensificación de las tareas de limpieza y señalización del recorrido, han hecho la presentación pública de la carrera, «para mostrar nuestro infinito agradecimiento a los voluntarios, patrocinadores, corredores y espectadores que hacen posible que Aloñako Igoera sea una fiesta deportiva. Tenemos claro que sin la ayuda del pueblo no podríamos sacar adelante la prueba. Hay muchos oñatiarras con la ilusión de correr, 71 este año, pero también otros muchos ayudando o disfrutando ese día del espectáculo» destacaron en la presentación realizada en la Oficina de Turismo.

370 participantes

Pablo Arejolaleiba fue el encargado de ofrecer los datos de participación. En la línea de salida habrá 370 corredores. 338 hombres y 32 mujeres, con una amplia representación comarcal, 163 atletas. También explicó que pese a que las inscripciones se completaron en un tiempo récord, no se contempla ampliar el cupo, porque desde la organización apuestan «por un máximo respeto al medio ambiente y eso implica no masificar las carreras y reducir al mínimo el impacto que generamos sobre el medio natural».

Respecto a los favoritos adelantaron que en la línea de salida estarán el cuatro veces txapeldun, Walter Becerra, y el bicampeón Jabi Olabarria, además del oñatiarra Iban Letamendi, miembro de la selección de Euskadi, o Raúl Criado, del equipo Salomon. En cuanto a la lucha por el título femenino destacaron a las campeonas Oihana Azkorbebeitia y Nerea Amilibia, así como a la oñatiarra Saioa Arkonada (en un gran momento de forma) y a Ane Zabala, Igone Campos y Nahia Quincoces.

El recorrido será el de las cinco últimas ediciones, los participantes saldrán a las 9.00 de la plaza hacia Urtiagain, y tras llegar hasta la cruz de Aloña cruzarán la cordillera de Aloña y subiendo Buetraitz, Akaitz, Arriundiñ y Artzanburu. Después recorrerán la cara norte de Aloña adentrándose por el camino de la mina vieja, para llegar de nuevo a la plaza. La organización y los concejales de turismo y deporte, Ana Martín y Borja Moiua, animaron en la presentación a disfrutar de una cita deportiva «muy especial y apreciada» que este año tendrá como aperitivo el Kilómetro Vertical nocturno.

La salida será en el puente de Bellotza, y tras recorrer 2,7 km y un desnivel de 716 m, llegarán a la cima de Buetraitz. El espectáculo está asegurado y el ambiente en Arantzazu también, ya que se viernes habrá pintxo-pote en los bares, música y un puesto de ecotalos. Y para que desplazarse a Arantzazu resulte más fácil, habrá un servicio continuo de autobuses de 18.30 a 00.30. La cuentra atrás del 15 cumpleaños de la Subida a Aloña ya ha comenzado.

Más