PNV critica la «falta de previsión» del modelo de gestión de Bildu

Zubikoa. Imagen que presenta actualmente el polideportivo de Zubikoa. /  MARIAN
Zubikoa. Imagen que presenta actualmente el polideportivo de Zubikoa. / MARIAN

Según los jeltzales, la reforma de Zubikoa exige un «endeudamiento excesivo» |

IKER MURILLO OÑATI.

El Partido Nacionalista Vasco (actualmente el principal y único grupo político de la oposición en Oñati), ha expresado su «gran preocupación» por la situación económica de las arcas municipales tras las cifras de endeudamiento planteadas por el gobierno de EH Bildu para 2019.

Los jeltzales, en un comunicado publicado esta semana, siguen apoyando sin reservas la necesidad de remodelación del polideportivo, dando prioridad total a la ampliación de la piscina, pero critican la «falta de previsión del modelo de gestión de EH Bildu».

En referencia a este tema, el PNV ha querido hacer especial hincapié en el exceso de endeudamiento que va a suponer acometer las obras del espacio deportivo: «El gobierno de EH Bildu ha aprobado unos presupuestos con 22,3 millones de inversiones y gastos y con unos ingresos de 16,24 millones de euros, lo que obliga a contratar un crédito de 6,06 millones de euros para cubrir el déficit, dejando a las arcas del Ayuntamiento en una situación muy preocupante».

Y es que, según previsiones de la oposición, la situación de dicho déficit empeorará en las cuentas de los próximos años: «Debemos sumar los créditos a contratar en los años 2020-2021, por cifras cercanas a los 5 millones de euros, para poder finalizar las obras previstas en el Polideportivo y Olaitturri, ya que, con las partidas incluidas en el presupuesto de 2019, sólo se financiaría el 43% de estas obras. Más de 11 millones de euros, con la carga de amortización y de intereses que ello genera, hipotecando los presupuestos de varios años».

Para el PNV, «este fuerte déficit se produce porque el gobierno de EH Bildu ha acumulado en un sólo ejercicio (2019) 6,5 millones de euros en inversiones, sin haberse preocupado previamente de ir generando fondos de reserva, que es lo que recomendaría una gestión responsable de los recursos públicos, para evitar la necesidad de créditos tan elevados».

Los presupuestos del año próximo, que fueron aprobados en pleno municipal el pasado cinco de diciembre, salieron adelante con los votos a favor de EH Bildu y los votos en contra del PNV. Esta decisión, según el propio grupo municipal, se adoptó por una cuestión de «responsabilidad», a pesar de que se dio luz verde a algunas propuestas del partido: «Nos parece absolutamente inadecuado que un gobierno saliente ponga en peligro e hipoteque las cuentas del Ayuntamiento de Oñati durante varios años», han afirmado desde la formación jeltzale.