El contenedor blanco amplía la recogida a más productos

Nuevo usos. Uno de los nuevos contenedores blancos. / MARIAN
Nuevo usos. Uno de los nuevos contenedores blancos. / MARIAN

Además de textiles y calzado, también admite libros, juguetes y aparatos eléctricos, entre otros enseres reutilizables

M.G. OÑATI.

Con el objeto de aumentar la recogida selectiva de los residuos urbanos y el aprovechamiento de enseres que se hallen en un aceptable estado de conservación y que puedan ser reutilizados, la Mancomunidad ha ampliado los usos del contenedor blanco. Desde finales de mayo está operativo un nuevo contenedor blanco que sustituye al anterior en aspecto, y lo que es más importe, en función ya que abre el abanico de objetos y productos que puede almacenar.

Hasta el cambio, este contenedor se empleaban para la recogida selectiva de calzado y textiles y ahora se puede depositar en ellos otra serie de enseres o artículos usados como libros, juguetes, aparatos eléctricos y electrónicos, bisutería... y en general todo tipo de productos y útiles de uso doméstico y de dimensiones reducidas que puedan ser reutilizados. Los recipientes se han distribuido por la villa, y todo Debagoiena, con una nueva rotulación explicativa que facilita información sobre el tipo de objetos que admite. Son 62 los contenedores blancos desplegados en la comarca los que se han readaptado para su nueva función, unos nuevos y otros recuperados. La ampliación de usos para el contenedor blanco llega junto a la incorporación de Emaús en la gestión de esta recogida selectiva. Los empleados de su programa de inserción laboral clasificarán las ropas, calzados, aparatos, libros y otros enseres para su reutilización y puesta a la venta en el EkoCenter de Musakola, en Arrasate.

 

Fotos

Vídeos