EH Bildu destaca su «rigor y eficiencia» en el gobierno municipal

Salientes y candidatos. Zubia y Biain ofrecieron la comparecencia junto a Elorza e Igartua. / MARIAN
Salientes y candidatos. Zubia y Biain ofrecieron la comparecencia junto a Elorza e Igartua. / MARIAN

Pone en valor un « nuevo modelo de gobernanza más cercano a la ciudadanía» | El alcalde Mikel Biain y la edil Nerea Zubia, que salen de la corporación tras 8 años gobernando, hicieron balance de la legislatura

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

«Tenemos una Oñati más cohesionada, con mayor bienestar social, más participativa y sostenible, gracias a un nuevo modelo de gobernanza: 'herrigintza', que instauramos en la legislatura 2011-2015, hemos consolidado en la que está a punto de terminar, y el nuevo equipo de EH Bildu va a alimentar con nuevos proyectos e ideas. A nosotros nos toca despedirnos y lo hacemos con un balance muy positivo, sonrientes y optimistas. Ocho años después, aquellos que vaticinaban el apocalipsis con nuestra llegada al gobierno, tienen que digerir que Oñati tiene mejores servicios municipales, más espacios para el ocio y una gestión más eficaz, que por ejemplo ha permitido que el Ayuntamiento haya reducido la deuda a su índice más bajo».

Así se resume el balance que el alcalde Mikel Biain y la edil Nerea Zubia, que viven sus últimos meses como concejales, tras 8 años en el gobierno, realizaron en el bilgune de Kale Barria. Ellos han estado en las dos legislaturas que la coalición soberanista ha gobernado en el Ayuntamiento, y no se ahorraron adjetivos al calificar la herencia que recibieron del PNV. «Oñati venía de una inercia estéril, de un proyecto caduco, y la gente dejó claro que hacia falta fresco. Con ese mandato popular cambiamos el rumbo con un nuevo modelo de 'udalgintza', plantamos una semilla, que los últimos 4 años hemos seguido regando, y queremos que siga alimentándose para lograr una Oñati con mayor bienestar, más dinámica e igualitaria», destacaron.

Casi sin deuda

El alcalde incidió en primer lugar en el «rigor y eficiencia» en la gestión del Ayuntamiento. Económicamente tenemos un ayuntamiento «solvente» con «una deuda menor que la que cogimos, que nos permite afrontar la primera fase del proyecto de Zubikoa con un endeudamiento previsto de 4,7 millones». Destacó asimismo la importancia de gobernar «respondiendo a las necesidades de la ciudadanía» y puso como como ejemplos «la reforma que se va a acometer en el polideportivo, nuevos espacios de ocio ( Ur Uhinak, Baratzeko Pikua, Tirolina y área de deportes urbanos de Ibarra) o la renovación de barrios Kasablanca, Etxaluze...)».

El primer edil habló de un modelo basado en «unos valores e ideas muy claros ejemplificados en la publificación de la limpieza viaria, Eltzia o el nuevo modelo de deporte escolar». También destacó las políticas de apoyo a la mujer como la creación de un departamento de igualdad, la beca Selma Huxley, el Consejo de Igualdad o la escuela de empoderamiento. «Hemos puesto en la centralidad de la política municipal políticas feministas, en la medida que nuestro objetivo es construir un nuevo modelo de sociedad igualitario», señaló.

También destacó «los pasos dados para que la gente de distintas culturas esté más cerca»·y para que «los jóvenes puedan emanciparse antes»; así como «la implantación de programas para una vejez más digna y activa».

La alcaldable de Eh Bildu, Izaro Elorza, cerró la comparecencia alabando el trabajo realizado y destacando las «ganas e ilusión» de la lista que encabeza de «profundizar en lo realizado e impulsar nuevos proyectos para seguir transformando Oñati, que daremos a conocer a través del herri programa».