Bendición de ramos en la plaza y representación de la entrada de Jesús en Jerusalén

M.G. OÑATI.

El Domingo de Ramos inaugura mañana la Semana Santa religiosa con el recuerdo de las palmas y la represesentación por parte de niños y niñas de la catequesis de la entrada de Jesús en Jerusalén a lomos de un borriquito. Pasaje que reeditarán a las 11.45 horas desde el cantón de la Laboral hasta la entrada de la parroquia, participando además junto a la Cofradía del Santísimo Sacramento en la bendición de los laureles que tendrá lugar en la plaza antes de la misa del mediodía. Si llueve, los actos se trasladarán al claustro de la parroquia de San Miguel.

Al entrar al templo los escolares se dirigirán a la capilla de la sacristía a asistir a la puesta en escena de algunos de los pasajes más representativos de la Pasión. Será una función de unos 20 minutos «para que los niños y niñas entiendan mejor el sentido de la Semana Santa» explican desde la catequesis. A continuación, se incorporarán al oficio religioso como en el resto de las misas familiares.