'Auzoko' inicia mañana un nuevo curso de convivencia y aprendizaje a través de la diversidad cultural y lingüística

Auzotarras y auzokides en la presentación del nuevo curso. /  MARIAN
Auzotarras y auzokides en la presentación del nuevo curso. / MARIAN

El programa de integración social a través del euskera tiene las puertas abiertas a 'auzokides' y 'auzotarras'

M.G. OÑATI.

La forma más sencilla de abrir las puertas de la integración social fuera de casa es el conocimiento del idioma local y la convivencia. Y eso es justamente lo que persigue la iniciativa 'Auzoko' que mañana (19.00 a 20.30 horas) inicia un nuevo curso en Bidebarrieta con una llamada a que 'auzokides' (inmigrantes) y 'auzotarras' (oñatiarras) compartan experiencias y se enriquezcan con ellas.

Hay hasta 36 idiomas latiendo en las calles de Oñati. Y el euskera quiere convertirse un año más en punto de encuentro de todos ellos, en la lengua vehicular que facilite la integración. 'Auzoko' es una oportunidad para que los que los que llegan a Oñati (auzokides) se aproximen al euskera con dinámicas de ocio que les motiven a aprenderlo, y para que los oñatiarras conozcan otras culturas y otras lenguas que conviven en el municipio.

No es un proyecto académico para aprender o enseñar euskera, es una manera de acercarse al idioma de una forma más informal y lúdica, y dar pasos en la convivencia a través de la diversidad cultural y lingüística.

En la presentación del programa, el dinamizador de Topagunea, Julen Korkostegi, explicó que suelen reunirse una vez por semana,los lunes, y que el curso 2018/19 arranca mañana.

«Aquí somos muy gastronómicos, así que organizamos muchas cenas y poteos». Una partida de cartas, juegos, talleres, excursiones, la participación en citas deportivas y soico-culturales... son herramientas de integración muy efectivas. Aunque en cuanto a tirón popular, las cenas y charlas gastronómicas del curso pasado han puesto el listón alto.

El programa gratuito empezó a andar en Oñati en 2014, y tiene a un buen número de 'clientes' satisfechos. Tres de los veteranos contaron su experiencia en un vídeo, mientras algunos de los nuevos 'auzotarras' y 'auzokides' intercambiaban impresiones y saludos, y se citaban para mañana, la fecha en la que despegará un nuevo curso en el que consolidar la convivencia y llevar a cabo proyectos que favorecen el conocimiento mutuo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos