Todo un atracón de citas festivas

Los más txikis no dejaron sola ni un momento a la familia de cerditos, y disfrutaron visitando el ganado./
Los más txikis no dejaron sola ni un momento a la familia de cerditos, y disfrutaron visitando el ganado.

Tras el multitudinario Herri Eguna, hoy citas infantiles conciertos y piromusical, y mañana la locura de los disfraces |

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

Los 'Errosaixuek' están en plena vorágine festiva. Ayer la jornada de Herri Eguna, la popular cita que anualmente homenajea la cultura y costumbres de los baserritarras, volvió a ser multitudinaria. «Es el día más bonito y solemos aprovechar para juntarnos. Al caer en sábado, pueden venir los que viven fuera», explicaba una cuadrilla en el multitudinario txotx popular de la plaza. Otra pedía «la complicidad del sol, que parece que nos va abandonar con lo bien que se portó en sanmigeles. A ver si aguanta todo del día» exclamaban.

Vestidos de baserritarras, siguieron a pies juntillas el guión festivo: talo, visita a la feria y degustación de sidra. Y está claro que no fueron los únicos, pues se consumieron cerca de 2.000 litros de sidra, y se sirvieron más de 3.000 talos, 1.600 chorizos, 500 bocadillos y 90 kilos de tocineta. Para las dos de la tarde, la taberna popular estaba sin existencias, y eso que los talogiles no pararon ni un minuto.

Lo cierto es que la popular jornada volvió a concitar el interés de oñatiarras y foráneos. Niños, jóvenes y adultos se echaron a la calle vestidos de baserritarras para disfrutar de las exposiciones y concursos instalados en los alrededores de la Universidad y en el propio claustro. Había dónde elegir: enormes frutas y hortalizas, curiosas plantas y flores, artesanos de muy distintas ramas, ganado lanar, caballar, caprino y vacuno, quesos, tartas, mieles, rosquillas, panes...

Y mientras unos deleitaban la vista y el paladar con productos del caserío de indudable calidad, la plaza se convertía en la catedral de la sidra, en una sagardotegi al aire libre en la que corrieron litros y litros de caldo guipuzcoano. No hay duda de que la sidra es uno de los productos estrella de la jornada junto al talo, y el caldo.

En cuanto a los certámenes agrícolas, el mejor lote de verduras y hortalizas fue para los tomates de Ortuzabala, y el de frutas para las manzanas reineta de Felix Azkargorta, mientras que el concurso de quesos se lo llevaba Jesús Azkoitia (Goikoetxe , por delante de Juanito Urzelai (Urzelai) y Nestor Alzelai (Aldai).

Tras la comida popular, las pruebas de deporte rural y las romerías pusieron la guinda a una jornada redonda que tiene banda sonora propia: el sonido del txistu, las gaitas y la trikitixa. Lástima que se cumpliera los pronósticos y la lluvia irrumpiera al atardecer, desluciendo la recta final del día.

Programa de hoy

Hoy, la fiesta continúa con clásicos como el piromusical (23.00). Otro plato fuerte del Domingo de Rosario es el parque infantil ( 12.00-14.00 y 17.00-20.00) que se celebrará en Etxaluze si el tiempo acompaña, y en Zubikoa si llueve. No faltarán tampoco los bertsolaris de balcón a balcón, la pelota ( on las finales del Torneo San Miguel a partir de las 17.00) y variedad de conciertos (la banda de música, Noa Volldamm& The Hell o la orquesta Tarantella). Mañana, las fiestas se despedirán, a lo grande, con la locura de los disfraces.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos