El arte de la caligrafía está de moda

Formación práctica. Arantzazu es ya en un lugar de referencia en el arte de la escritura hermosa. / LETRAZ
Formación práctica. Arantzazu es ya en un lugar de referencia en el arte de la escritura hermosa. / LETRAZ

Lista de espera para participar en las jornadas que se celebran desde mañana en Arantzazu | 'Arantzazu Letraz Gunea' avanza en «la transmisión de la pasión por revitalizar el dibujo de letras como un acto de creación y bienestar personal»

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

Olvidarse del teclado, el ratón y los 'whatsapps' y disfrutar del antiguo y callado placer de la escritura, eso es lo que harán mañana y el sábado en Arantzazu aficionados a la caligrafía venidos desde Córdoba, Palma de Mallorca, Valencia, Zaragoza o Gijón, además de desde distintos puntos de la geografía vasca.

Con un taller impartido por Joan Quirós como plato fuerte, las cuartas jornadas 'Arantzazu Letraz Gunea' certifican que frente a la sobreexposición actual a la letra digital, la caligrafía vive un nuevo auge que abrazan desde referentes en el diseño hasta firmas de moda. Pero no solo es un fenómeno 'profesional', la caligrafía pisa fuerte también como terapia de bienestar personal anti-estrés.

En pleno auge de lo digital y lo inmediato, el trazado de las letras a mano, «una actividad profundamente reflexiva, íntima y emocional» que algunos califican ya como «el arte de escribir» gana adeptos. Y en Arantzazu, un lugar en el que confluyen naturaleza, cultura y transcendencia, la Fundación Arantzazu Gaur y Letraz (el grupo de investigación en diseño gráfico y tipografía de la UPV) han consolidado «un lugar de transferencia universitaria, con actividades periódicas de creación, de formación y de exposición» abiertas a todo tipo de público.

La letra inglesa, protagonista

Las jornadas de caligrafía son su actividad más popular y el éxito de las mismas se constata en el hecho de que haya lista de espera para participar y las plazas se agotaran en un visto y no visto. Una excelente noticia que confirma que Arantzazu se ha convertido en un lugar de referencia para el encuentro, el aprendizaje, la difusión y el intercambio de experiencias en la práctica de la caligrafía.

Desde la organización aseguran que, con la celebración de estas cuartas jornadas, pretenden «continuar el camino iniciado en ediciones anteriores y responder así al entusiasmo suscitado en la práctica de la caligrafía, el arte de la escritura hermosa». Su objetivo es «seguir avanzando en la transmisión de la pasión por este arte tradicional. Y con ello, estimular a recuperar y revitalizar el dibujo de letras como un acto de creación y de bienestar personal».

Este año se van a centrar particularmente en la letra inglesa. «Un tipo de letra armoniosa, con variedad de trazos curvos, airosos y elegantes, que se producen con pluma fina», explican. «Una manera de escribir que pone en evidencia cualidades esenciales de la práctica escrita como expresión interna del ser humano, valorando la calidad de lo personal, lo sensible, lo elegante y lo manual» resaltan.

Las plumas y tinteros recobran a partir de mañana el protagonismo perdido en Arantzazu gracias al arte de la caligrafía.

Más

Temas

Oñati

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos