Arantzazu vuelve a citarse con las letras

Arantzazu Letraz Gunea. Cartel de las Jornadas que mañana y el sábado se celebran en Gandiaga Topagunea./
Arantzazu Letraz Gunea. Cartel de las Jornadas que mañana y el sábado se celebran en Gandiaga Topagunea.

Las V Jornadas de Caligrafía abordarán mañana y el sábado los tipos de escritura carolina y humanista | Los talleres serán impartidos en Gandiaga Topagunea por el barcelonés Ivan Castro, uno de los calígrafos más reconocidos del panorama internacional

MARIAN GONZALEZOÑATI.

Mientras en algunos países se plantea que los niños dejen de aprender a manejar el lápiz en el colegio y en lugar de eso adquieran destreza con el teclado y el ratón, en otros la caligrafía se ha puesto de moda. Proliferan los talleres, conferencias, exposiciones y cursos para revitalizar la escritura tradicional. En pleno auge de lo digital y lo inmediato, el trazado de las letras a mano, «una actividad profundamente reflexiva, íntima y emocional» que algunos califican ya como «el arte de escribir» gana adeptos. Y en Arantzazu, un lugar en el que confluyen naturaleza, cultura y transcendencia, la Fundación Arantzazu Gaur y Letraz (el grupo de investigación en diseño gráfico y tipografía de la UPV) han consolidado «un lugar de transferencia universitaria, con actividades periódicas de creación, de formación y de exposición» abiertas a todo tipo de público: 'Arantzazu Letraz Gunea'

Las jornadas de caligrafía son su actividad más popular y el éxito de las mismas se constata en el hecho de que las plazas se agotaran en un visto y no visto. Una excelente noticia que confirma que Arantzazu se ha convertido en un espacio idóneo para el encuentro, el aprendizaje, la difusión y el intercambio de experiencias mediante la labor caligráfica.

Recuperar y revitalizar

Los impulsores del proyecto que cuenta con el patrocinio de Tamayo Arrasate y la colaboración de la calígrafa Bego Viñuela, del estudio Caligrafía Bilbao, aseguran que, con la celebración de estas quintas jornadas, pretenden «continuar el camino iniciado en 2015 y responder así al entusiasmo suscitado en la práctica de la caligrafía, el arte de la escritura hermosa». Su objetivo es «seguir avanzando en la transmisión de la pasión por este arte tradicional. Y con ello, estimular a recuperar y revitalizar el dibujo de letras como un acto de creación y de bienestar personal».

De la mano de Ivan Castro, en esta quinta edición las jornadas se centrarán particularmente en el trazado caligráfico de dos tipos de letra: carolina y humanista.

La letra carolina, o minúscula carolingia, tiene su origen a finales del siglo VIII cuando Carlomagno decidió impulsar una nueva forma de caligrafía que pretendía ser universal y legible. El resultado fue una bella letra, basada en la rotundez y la armonía, con una división geométrica de las partes de su grafía y una sistemática organización del perfil de trazos finos y gruesos.

La letra carolina fue utilizada durante varios siglos en toda Europa y revitalizada mediante la reinterpretación que de ella hicieron los más destacados pioneros de la cultura escrita del Humanismo, en los siglos XIV y XV.

Fueron éstos quienes, a través de la denominada letra humanista se expresaron a través de una escritura clara, bella y elegante, con formas acordes con los gustos estéticos de su tiempo: poca decoración, mucha linealidad, gran plasticidad y adecuada medida. Una letra que alcanzaría su difusión social mediante el modelado de sus formas para las primeras prensas de la imprenta.

Hoy en día la letra carolina y la letra humanista siguen vivas en el ecosistema gráfico, ya que representan la base y el origen de la escritura contemporánea, tanto caligráfica como impresa.

Las jornadas darán comienzo mañana a las 16.00 y concluirán el sábado a las 19:00 horas.

Más