Aran Saiz estrena 'Bidean' en Lazarraga

Aran Saiz capitanea un proyecto muy personal con composiciones propias y el piano como protagonista./
Aran Saiz capitanea un proyecto muy personal con composiciones propias y el piano como protagonista.

La pianista oñatiarra presenta su primer disco acompañada por Hasier Oleaga y Joseba Loinaz | Jazz, pop y clásicos tejen una trayectoria amplia y diversa en la que debuta como compositora

MARIAN GONZALEZOÑATI.

Arantzazu Saiz (Aran, como prefiere denominarse artísticamente) disfruta tanto interpretando una pieza clásica como entregándose al juego de la improvisación del jazz, bailando al ritmo fogoso del funk o gozando de la emocionante melodía de una canción pop. Y eso es lo que quiere mostrar con 'Bidean' el disco que acaba de alumbrar, y que hoy (19.00h) presenta al piano en los jardines de Lazarraga acompañada por Hasier Oleaga (batería) y Joseba Loinaz (bajo).

En el marco de la programación estival 'Kalean', Oñati es la primera escala de un ilusionante y personal proyecto instrumental con el que el 20 de julio desembarcará, en el Festival de Jazz de Vitoria. El título es ya toda una declaración de intenciones (Bidean/ En el camino).

Y es que Aran concibe su carrera «como un camino de aprendizaje constante» en el que bebe de todas las expresiones musicales para hallar inspiración y herramientas en todas ellas.

Disfruta tanto de los grandes clásicos, como de Keith Jarret, Norah Jones o Jamie Cullum, y tras participar en diversos proyectos musicales en un rol más secundario, ha decidido dar un paso adelante no solo al piano, también como compositora, con el contrabajista israelí de jazz Avishai Cohen como fuente de inspiración.

Técnica, elegancia y fusión

En la discográfica Gaztelupeko Hotsak, sello bajo el que Saiz ha publicado 'Bidean' destacan que «su amor por la música supera los límites y las estructuras académicas para entenderla como un lenguaje amplio y diverso con el que poder expresar las más íntimas emociones». Hacen hincapié en su «envidiable técnica» y su «fina elegancia» y además de su formación clásica, recuerdan las experiencias musicales vividas en su etapa barcelonesa.

En 2008 Aran se mudó a la capital catalana, donde asistió a la escuela de jazz del Taller de Musics y tomó parte en diversos proyectos, como el musical de la Trinca 'Mentre hi ha peles', 'Les Nits de l'Art', la grabación del disco 'Vengo a Cantautar', o del programa de RTVE 'El coro de la cárcel'. También acompañó a coros de gospel y cantautores.

De regreso a Euskadi combinó trabajos como profesora de piano (en la actualidad imparte clases en la escuela de música de Agurain) con distintos proyectos, colaborando con Ganbara Abesbatza en 'Carmina Burana' o 'el Requiem de Brahms'. Y hace dos años decidió dar rienda suelta a su vena compositora, una nueva etapa que se ha materializado en el proyecto Aran Saiz Trío que hoy presenta en casa junto a sus compañeros de aventura: el pasaitarra Joseba Loinaz (bajo) y el bilbaino Hasier Oleaga ( a la batería).

Loinaz es bajista y pianista y ha colaborado con Mikel Marquez, Jabier Muguruza, Miren Aranburu, Maider Zabalegi o Pantxoa Carrere entre otros. Oleaga tiene también una dilatada trayectoria, participando en infinidad de grupos, desde Nervemind a Trizak, y en la actualidad es miembro de los mugalaris de Ruper Ordorika.

Los tres juntos, con el piano siempre protagonista, interpretan ocho composiciones originales de Arantzazu que son una muestra de su bagaje musical «ni principio ni final, pues no existe una meta ni un destino; la perfección técnica no es posible ni necesaria, sino que se trata de un medio para expresar y compartir emociones». Un viaje instrumental por el jazz, el pop y la música clásica con el sello personal de Aran Saiz.