Aprobada la liberación de ediles y sus retribuciones

El Ayuntamiento aprobó también en la última sesión el régimen de dedicación de sus cargos públicos, sus retribuciones y la asignación económica a los grupos políticos municipales. La nueva corporación oñatiarra contará con solo una persona liberada con dedicación exclusiva, la alcaldesa Izaro Elorza, y tendrá cuatro con dedicación parcial. Uno al 50 por ciento (el teniente de alcalde Xabier Igartua), dos al 60% ( la edil de participación Anik Zubizarreta, así como la portavoz del PNV en la oposición Ainhoa Galdos) y otro al 30 por ciento (el concejal de cultura Iñaki Olalde).

De igual modo, se dio el visto bueno a las retribuciones. La alcaldesa cobrará 3.480 euros brutos al mes , Igartua 1.341, Zubizarreta 1.610, Olalde 805, y Galdos 1.449 euros. En cuanto a la asignación económica a los concejales por la asistencia a las comisiones y plenos, retribuciones que hasta ahora se destinaban a los grupos políticos municipales, no a las personas físicas, a propuesta del PNV se modificará, con una asignación de 214 euros al mes. EH Bildu renunció a estederecho porque según explicó Elorza conciben «el trabajo en el ayuntamiento en clave de política popular (herrigintza) y no necesitamos sobresueldos». Los jeltzales, a su vez, explicaron que «se trata de hacer las cosas conforme a la legalidad vigente».

Donde sí hubo unanimidad fue en la concesión de una ayuda de 4.000 euros para ayudar a las localidades de la zona media de Navarra( Tafalla, Pueyo, Pitillas y Beire...) afectadas por las inundaciones registrados el 8 de julio por la crecida del río Cidacos.