Ambiente festivo, homenajes y gratitud

La comida popular y los bailables en Zubikoa estuvieron animados, con actuación en la sobremesa de la rondalla Sones de Extremadura, de Legazpi. / FOTOS MARIAN
La comida popular y los bailables en Zubikoa estuvieron animados, con actuación en la sobremesa de la rondalla Sones de Extremadura, de Legazpi. / FOTOS MARIAN

Daniel Martín y Manuela Granado recibieron la txapela y la pañoleta de honor del 'Día del Jubilado' | En un guiño a sus raíces extremeñas, la rondalla del Centro La Bellota de Legazpi les ofreció una actuación sorpresa

MARIAN GONZALEZOÑATI.

Ser distinguidos como 'amama' y 'aitaita' de honor durante el 'Día del Jubilado' es un símbolo de longevidad, que se disfruta doblemente si tu compañero o compañera de protocolo es tu pareja. Eso les ocurrió el domingo al matrimonio formado por Daniel Martín, 90 años, y Manuela Granado, 89 años, en el homenaje anual que Oñati brinda a sus mayores. No fueron necesarias las presentaciones ni pedirles que se arrimaran para las fotos, porque tienen una larga vida en común. Ambos emigraron de Extremadura, de Helguera y Portaje respectivamente, y formaron una familia en Oñati.

Y, precisamente un guiño a sus raíces, fue una de las sorpresas de la jornada, de la mano de la rondalla del Centro extremeño la Bellota de Legazpi. El resto del guión fue el habitual. Tras la homilía, el pasacalles hasta Zubikoa, y la felicitación de los dantzaris txikis de Oñatz, la Banda de Música y autoridades, los dos homenajeados recibieron de manos del alcalde en funciones, Mikel Biain, y la concejala de bienestar social Susana Altuna, la txapela y la pañoleta de honor. A su vez, Anton Umerez y Conchi Puertas, presidente y vicepresidenta de Pake Leku, les entregaron sendos relojes y un ramo de flores. Luego, los seis presidieron la comida popular que vistió de fiesta Zubikoa con 166 comensales y una animada sobremesa.

Los discursos de rigor, el sorteo de regalos y los bailables pusieron la guinda a una velada muy especial que abre una intensa semana festivo-cultural. La consigna es clara «hay que darle más vida a los años, y no sólo más años a la vida». Hoy, a las 18.00, Santa Ana acoge un concierto intergeneracional en el que las veteranas voces de Aloña Abesbatza compartirán escenario con el joven coro de Musika Eskola y los grupo de guitarra y triki konbo.