El Aloña se juega el ascenso en Azkoagain

A por todas. La joven plantilla de Preferente es una piña y afronta la final de hoy ilusionada, con muchas ganas de dar la campanada./MARIAN
A por todas. La joven plantilla de Preferente es una piña y afronta la final de hoy ilusionada, con muchas ganas de dar la campanada. / MARIAN

El club llama a la afición a arropar hoy (17.30) al preferente en un duelo a vida o muerte ante el líder Urola Según los resultados, caben tres posibilidades: el título y el ascenso directo; la segunda plaza y la promoción; o quedarse sin nada

MARIAN GONZALEZOÑATI.

Azkoagain quiere vibrar estar tarde con un ascenso, situación que no se vive desde hace 25 años, concretamente desde el 22 de mayo de 1994, cuando el primer equipo local de fútbol logró alcanzar el sueño de varias generaciones de oñatiarras, el pasaporte a Tercera División. Mucho ha llovido desde aquel glorioso, histórico y efímero 'subidón', con el Aloña batallando año tras año en la regional guipuzcoana de fútbol. Una irregular travesía que hace dos vivió su capítulo más triste: el descenso a Preferente (la antigua Primera Regional). No fue un buen trago, y hoy el objetivo es recuperar la categoría, y volver a disfrutar de un ascenso que no sería antológico, pero sí necesario para un club como el Aloña.

El problema es que llega al duelo final con las peores cartas de la partida a tres para ascender de categoría. No depende de sí mismo, pero a favor tiene que juega en casa, y que en el fútbol todo es posible, no hay más que ver o ocurrido esta semana en las dos semifinales de champions. Los rojillos no parten como favoritos, pero eso es lo de menos en una final como la que se disputará a las 17.30 en horario unificado porque Urola, Lagun Onak y Aloña, tienen posibilidades matemáticas de acabar en cualquiera de las tres primeras plazas. Los resultados dictaminarán el orden, y si hay premio gordo, de consolación, o se quedan con la miel en los labios.

Ganar por dos goles

Si el Aloña le gana por dos goles al Urola, se asegura jugar la promoción, pase lo que pase en el partido entre el Lagun Onak y el Lazkao, y si los azpeitiarras perdiesen ante el colista podrían, incluso, proclamarse campeones. En 90 minutos de partido puede pasar de todo, no necesitan un resultado imposible, así que el mensaje del técnico oñatiarra, Endika Ruiz, es claro: «hay que jugar un muy buen partido para lograr el resultado que necesitamos. Hay que vivir cada minuto, disfrutarlo, ser nosotros mismos, tanto individualmente como equipo».

Y, para que la joven plantilla se sienta apoyada y arropada en el decisivo partido a cara o cruz, la directiva ha pedido a la afición que acuda a Azkoagain a llevar en volandas al equipo. Saben que el Urola va a traer a mucha gente, porque han solicitado de antemano 100 entradas y organizado al menos un autobús, así que invitan a los oñatiarras a subir a Azkoagain. No es habitual que el Preferente juegue el sábado (suele hacerlo el domingo), así que para que nadie se despiste el club ha sacado carteles especiales informando sobre el duelo, y lanzado un llamamiento a la hinchada.

Esta tarde la masa social que acuda a Azkoagain tiene que ser mayoritariamente rojilla, no amarilla, porque el Urola, ya parte con ventaja. Tiene una renta de tres puntos sobre el Aloña y dos sobre el Lagun Onak, que intentará hacer valer. Si gana en Oñati tiene el título y el ascenso en el bolsillo, poco importará lo que ocurra en Arizti Hadi.

Pero para eso tiene que vencer, y el Aloña no está por la labor de que lo consiga. Si logra imponerse por más de dos goles al líder y el Lagun pierde ante el colista en Lazkao, los txantxikus serían txapeldunes. Ese sería el escenario ideal, pero también el más difícil. Si el Lagun gana, solo podrá optar a la segunda plaza, pero el sueño del ascenso seguiría vivo, ya que debería jugar la promoción ante el segundo del otro grupo de Preferente. Quedarían entonces dos finales más (ida y vuelta) con el ascenso como premio. Esa opción de subcampeón se daría también sin el Lagun empatase y el Aloña ganase (da igual el resultado). Y en caso de que los azpeitiarras (que tienen a su rival ya descendido) perdiesen, valdría un empate en Azkoagain para que el Urola fuese txapeldun y el Aloña promocionase,

Lo cierto es que puede pasar de todo, y para que sea bueno, hay que ganarle a Urola por dos goles. Azkoagain se cita con el ascenso.

Más