Bizipoz germina cuatro proyectos

Contentos. Promotoras y participantes (no pudieron acudir todos) tras recibir los diplomas./
Contentos. Promotoras y participantes (no pudieron acudir todos) tras recibir los diplomas.

El programa de envejecimiento activo cierra experiencia con excelentes sensaciones

MARIAN GONZÁLEZ

El programa piloto de envejecimiento activo 'Bizipoz' ha cerrado curso con muy buen ambiente, y experiencias y aprendizajes que ya germinan en forma de proyectos. En el acto de clausura y reparto de diplomas celebrado en Kultur Etxea, la concejala de servicios sociales, Susana Altuna, agradeció a los participantes su «implicación» y deseó que que los proyectos redunden «en el bienestar de todo el pueblo».

La técnico de servicios sociales, Ainhoa Moiua, explicó cómo surgió la iniciativa que ha dinamizado la júnior empresa 'Want' del grado LEINN de Mondragon Unibertsitatea, y valoró el compromiso de las 14 personas que finalmente decidieron participar en el programa y durante dos meses, dos días a la semana, han llevado a cabo talleres para el desarrollo de habilidades y competencias, mediante una formación 100% práctica y dinámica.

Las promotoras del proyecto, Beatriz Santamaría y Eider Etxebarria, hicieron un repaso al programa que ha abordado temas de salud (vida saludable, ejercicios, rutas, dietas...) y de la sociedad global y tecnológica (actualidad, redes sociales, dilemas éticos...) «Hemos aprendido mucho de vosotros», les espetaron a los participantes «ha sido muy enriquecedor».

Mediante la creación de equipos de trabajo y proyectos sociales reales, se han tratado de solucionar necesidades detectadas del municipio, mientras abordaban desde dilemas éticos con Olatz Etxabe, a la crisis de los refugiados y la situación de Siria con Txente Rekondo, o consejos de vida saludable con Unai Arrieta. «Ha sido un programa intenso, pero con sustancia», concluyeron antes de dar la palabra a representantes de los cuatro equipos constituidos para presentar sus proyectos.

Amador, Mari Paz y Trini han estado trabajando en torno al 'Cuidado y bienestar de Oñati' y dado ya pasos para solucionar algunas carencias detectadas. Hablaron de la necesidad de «romper nuestro secular aislamiento y poner, por ejemplo, algún servicio directo de autobús de Oñati a Donostia, porque nos ha pasado algunas veces tener que quedarnos en San Prudencio porque el autobús venía lleno. A la hora de la verdad, Oñati sigue estando al margen, y estamos dispuestos a movilizarnos. Además hemos pedido mayor limpieza, seguridad y un baño público en San Prudencio». Otro frente es el que se coloquen pasamanos en las escaleras del mercado.

Algunos dan ya pasos

Juan Pablo, explicó que su equipo ha estado trabajando «para darle una vuelta a la imagen de Pake Leku, para atraer a más 'jubilados jóvenes activos' al centro socio-cultural que tiene una actividad muy intensa». Han realizado encuestas, visitado otros centros y en base a ello echan en falta paseos a pie y en bici, en grupo, o más torneos de petanka, damas, ajedrez o dominó. Y, en general, sacar más las actividades de Pake Leku y su lema 'Dar vida a los años', a la calle.

Miren y Begoña han desarrollado la idea de clases de inglés prácticas para mayores a la hora de viajar (no gramática, sino conceptos básicos), hablaron con la gente y con la ayuda de una profesora voluntaria, el proyecto va a hacerse realidad. El 6 de junio, habrá una charla en Pake Leku para los interesados.

Reyes, Mari Paz y Lourdes, del cuarto equipo, explicaron que han estado fomentando el crecimiento personal, dándole vueltas a la constitución de una asociación «porque el bienestar físico se trabaja mucho, pero no alimentamos el espíritu, la mente, ni las emociones», relataron en una intervención muy aplaudida, que dio paso a la entrega de diplomas. 'Bizipoz' se gestó para potenciar el envejecimiento de forma paralela a proyectos sociales, y la semilla ya está germinando.