El Museo de los Faroles estrenará diez nuevas piezas que costarán 40.000 euros

Por el momento, los cofrades han presentado un boceto del proyecto./
Por el momento, los cofrades han presentado un boceto del proyecto.

El museo de la calle Zapatería prepara unas piezas pentagonales de acero inoxidable «propias del siglo XXI»

JUDITH ROMERO VITORIA.

Está a punto de cumplir 125 años pero desea brillar con más fuerza que nunca. El Museo de los Faroles y la Cofradía de la Virgen Blanca quieren incorporar una decena de faroles a su carroza de los Misterios luminosos, inaugurada en 2013 con motivo del 400 aniversario de esta agrupación. «Queremos un farol luminoso que represente el siglo XXI y el futuro de la Cofradía», señala Ricardo Sáenz de Heredia, abad de la Virgen Blanca.

Por el momento, los cofrades han presentado un boceto del proyecto en el que están trabajando junto al vidriero Mikel Delika y el metalista Iñigo López de Lacalle. Como novedad, estos faroles serán pentagonales, al igual que la carroza que representa los cinco misterios luminosos. Eso sí, este cambio trae consigo algunas complicaciones técnicas. «Si un farol de cuatro costados pesa unos dos kilos y medio, uno de cinco puede llegar a los cuatro, así que seguimos inmersos en mejorar su diseño», explica el abad sin dejar de agradecer a Delika y a otros miembros de la junta de la Cofradía sus esfuerzos a la hora de crear la carroza hace ya seis años.

Esta nueva decena de faroles de color azul será elaborada de manera artesanal. Su precio rondará los 35.000 o 40.000 euros, que se costearán, como es habitual, con las donaciones de los miembros de la Cofradía. «Daremos a la gente de Vitoria la oportunidad de participar y que sientan esto como suyo», cuentan los cofrades, quienes también destinarán al proyecto otros 10.000 euros que Atresmedia aportó a sus arcas tras el rodaje en verano de la adaptación cinematográfica de 'El silencio de la ciudad blanca', la exitosa novela de Eva García Saénz de Urturi. «Rodaron aquí durante dos días y no sabremos cuánto tiempo saldremos en la película, pero para nosotros es una oportunidad de dar a conocer el museo en el mundo a partir de octubre», celebran.

El vidriero Mikel Delika procurará que los nuevos faroles «mantengan un diálogo» con los anteriores y que su diseño resulte actual pero no rupturista. Esta nueva remesa será además de acero inoxidable, un material que ayudará en gran medida a su conservación. «Los 273 faroles anteriores son de hojalata y sufren mucho cuando los sacamos a la calle, también antes de que cambiáramos las bombillas por leds el año pasado», reconoce Sáenz de Heredia.

Dos tallas más

Los artesanos deberán esmerarse durante meses antes de que la carroza de los Misterios luminosos luzca estas diez piezas, pero el Museo de los Faroles presentará dos nuevas tallas esta semana. Una de ellas es la imagen de la Virgen Blanca más antigua que conserva la Cofradía, una escultura de madera datada en 1675 de autor desconocido. La otra es obra del escultor Alejandro de Valdivieso y corresponde a 1831, año en que sustituyó a la anterior. «Ambas estaban guardadas en las oficinas del museo. Están terminando de limpiarlas y restaurar sus coronas y esta misma semana estarán expuestas en sendas vitrinas», avanza el abad.

Los cofrades no las exhibieron antes debido al alto coste de incorporarlas al museo con garantías. «Hemos añadido más medidas de seguridad como las propias vitrinas, valoradas en 4.000 euros, pero queríamos compartir estas tallas con la ciudadanía», señala Sáenz de Heredia.