Mañana se reabrirá la GI-627 tras más de dos meses

Ayer se pintó la raya. / JOXEBI
Ayer se pintó la raya. / JOXEBI

JOXEBI RAMOS ESKORIATZA.

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha informado que mañana a las 13.00 horas se procederá a la apertura de la variante de Eskoriatza. Como consecuencia de las fuertes lluvias caídas durante esta primavera, este tramo de la GI-627 ha permanecido cortado al tráfico en ambas direcciones desde el 13 de abril, dos meses y nueve días, para poder ejecutar, en procedimiento de emergencia, los trabajos de renovación de las obras de desagüe.

Las obras han consistido en la ejecución de una pantalla de micropilotes a ambos lados de la obra de desagüe, en toda su longitud, reforzada con dos vigas de anclaje, que han servido para la colocación de unos marcos prefabricados de hormigón, sobre los cuales se ha ejecutado un relleno y la posterior reposición del firme de la GI-627. Estas actuaciones se encuentran ya finalizadas, por lo que mañana a las 13.00 horas se procederá a la apertura al tráfico de este tramo de la GI-627.

No obstante, continúan ejecutándose las obras de renovación de la obra de desagüe en el tramo de aguas arriba, de 23 metros de longitud, siguiendo un procedimiento constructivo similar al desarrollado bajo la GI-627, con pequeñas variaciones derivadas de sus condicionantes geométricos. Está previsto que las obras de este tramo continúen hasta finales del próximo mes de julio, y serán completadas posteriormente con la reposición de los elementos de urbanización del camino al cementerio y al barrio de Lete.

Pendientes dos obras

La GI-627, la variante de Eskoriatza, se reabre pero quedarán pendientes dos obras. Una, la del encauzamiento del río que, como señala el alcalde eskoriatzarra, Zubizarreta, «es un trabajo técnico muy importante y además se está utilizando tecnología puntera». Y la otra obra que quedaría pendiente, una vez ya encauzado el río, es la ejecución de los otros servicios afectados, como son el paseo peatonal de Sorautz a Elorreta y la carretera de Lete.

A partir de mañana se eliminarán las señalizaciones que se habían colocado en las rotondas de la autopista, de Santa Ana y de Aingeru Guarda. Y como se señala desde fuentes municipales «tras la reapertura de la variante, el tráfico por el casco urbano volverá a la normalidad de manera gradual».

Cambio de proyecto

El pasado 26 de marzo se produjo un hundimiento en el camino del paso peatonal entre Sorautz y Elorreta, que se encuentra pegado a la variante que el día 13 de abril se acabó hundiendo 22 centímetros.

La Diputación ya estaba estudiando cómo dar solución al tema del río Bolibar que es el que ya había provocado pequeños hundimientos en la variante.

Zubizarreta recordaba ayer que «la Diputación Foral ya había preparado un proyecto que consistía en meter un tubo dentro del tubo ya existente, y la obra duraría de dos a tres semanas. Pero con el hundimiento del día 13, se cortó urgentemente la carretera, descartando la opción de dejar abierto un carril con semáforos. Se empezó entonces prioritariamente con la obra de la variante y se puso como fecha de reapertura el día 27 de junio, pero la han adelantado y eso hay que agradecérselo a la Diputación de Gipuzkoa por el esfuerzo realizado y a los eskoriatzarras por su paciencia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos