El Liga Vasca despide con derrota ante el Scorpio una gran temporada

El equipo de la Liga Vasca, después de la victoria ante el Zirauntza que suponía el ascenso y la celebración en el ayuntamiento. /  DV
El equipo de la Liga Vasca, después de la victoria ante el Zirauntza que suponía el ascenso y la celebración en el ayuntamiento. / DV

Los eskoriatzarras no se jugaban nada en el envite, ya que con la victoria de la semana anterior ante el Zirauntza ya habían logrado el ascenso

JOXEBI RAMOS ESKORIATZA.

Han tenido que pasar 14 años para que el equipo de fútbol sala de la máxima categoría del Eskoriatza lograra de nuevo la proeza de ascender a Tercera División. Y lo han logrado tras una impresionante temporada que iniciaron titubeantes, pero que la concluyeron con firmeza.

El pasado fin de semana jugaban un partido de trámite para ellos pero vital para las aspiraciones de ascenso del equipo ermuarra del Scorpio. Los vizcaínos dependían de ellos para lograr el ascenso, pero necesitaban ganar, ya que de empatar o perder, tenían que ver qué resultado hacía el conjunto riojano del Mahastiak Labastida. Si pinchaba el Scorpio y ganaba el Mahastiak, ascenderían los riojanos. Ganó el Scorpio por 6-3.

Los eskoriatzarras ya habían logrado el ascenso matemático el pasado fin de semana al imponerse al Zirauntza por 4-3. Como ascienden los tres primeros y el Mahastiak lo máximo que podía hacer tras la disputa del último partido era empatar a puntos con ellos, aún perdiendo los eskoriatzarras, el equipo de Iker Molina les superaba por el average particular, con lo que en esa penúltima jornada ya pudieron celebrar el ascenso.

Molina hacía un resumen de la temporada en la que «después de empezar con malos resultados empezamos a creer y a base de garra y de coraje han sacado los partidos adelante. El equipo ha demostrado que sabe competir y luchar por el objetivo del ascenso». El Eskoriatza cierra la temporada en tercera posición con 12 victorias, 5 empates y 5 derrotas, con 88 goles a favor y 65 en contra.