El Liga Vasca asciende a Tercera División

El equipo de la Liga Vasca de fútbol sala eskoriatzarra que ha logrado el ascenso a la Tercera División y el equipo que hace catorce años ya logró el ascenso a esa categoría. /  JOXEBI
El equipo de la Liga Vasca de fútbol sala eskoriatzarra que ha logrado el ascenso a la Tercera División y el equipo que hace catorce años ya logró el ascenso a esa categoría. / JOXEBI

Los eskoriatzarras ya estuvieron en esta misma categoría hace 14 años y quieren mantenerse en ella | Lo lograron al imponerse por un ajustado 4-3 al Zirauntza y hubo celebración en el vestuario y en el ayuntamiento

JOXEBI RAMOS ESKORIATZA.

Estaba en su mano el conseguirlo. Y lo han logrado. Faltaban tan solo dos jornadas para que acabara la liga y eran tres los equipos que optaban por las dos plazas que restaban para el ascenso a Tercera División de fútbol sala, ya que el Gernikako Lagunak ya estaba ascendido hace unas semanas.

Las otras dos plazas se las jugaban el Eskoriatza, que ocupaba la segunda posición hasta ese partido con 38 puntos, era tercero el Scorpio con 37 y cuarto el Mahastiak con 35. Los tres ganaron en la penúltima jornada. El Eskoriatza se impuso, después de haberse puesto con un cómodo 4-1, por un ajustado 4-3 al Zirauntza, mientras que el Scorpio se imponía por 4-7 al Hegalariak y el Mahastiak derrotaba por 5-3 al Tolosala. Con esos resultados, matemáticamente y a falta de la disputa de la última jornada, hoy, los eskoriatzarras lograban el ascenso a Tercera División, ya que, aún perdiendo hoy en el partido contra el Scorpio, a partir de las 18.00 en Ermua, tienen el golaverage ganado con el Mahastiak.

Salida con nervios

El Eskoriatza salió dominando y creando ocasiones, aunque estaban un poco nerviosos e imprecisos. Enlazaron unas cuantas jugadas hasta marcar el 1-0 en el primer tiempo por mediación de Xabier Iñurria y en la siguiente jugada marcaron el 2-0, a cargo de Unai Garitaonandia, ambos en los últimos siete minutos antes del descanso. A los cinco minutos de la reanudación Jorge Mora marcó el 3-0, pero casi inmediatamente encajaron el 3-1. Los eskoriatzarras a pesar de ellos continuaron buscando la meta rival y el 4-1 lo materializó de nuevo Jorge Mora. Pero cuando todo parecía decantado a favor de los eskoriatzarras, a falta de siete minutos se complicó el partido ya que el Zirauntza metía el 4-2 y a renglón seguido el 4-3. Y los últimos tres minutos hubo tensión, pero se supo mantener el resultado.

El entrenador eskoriatzarra, tras el partido contra el Zirauntza, señalaba que «ellos venían relajados porque no se jugaban nada y no tenían ninguna presión. Solo buscaban la victoria. Salimos nerviosos en la primera parte pero nos fuimos asentando hasta marcar los dos goles antes del descanso. Y en la segunda mitad salimos con menos presión teniendo el marcador favorable. Pero en el partido, que parecía que estaba cerrado con el 4-1, terminamos sufriendo en los últimos minutos».

Molina hacía un balance de la temporada. «Se han cambiado ciertos hábitos a la hora de jugar. Del año pasado a este se han ido asimilando mis ideas. El equipo se ha ido conjuntando, se han tenido que ir compenetrando los veteranos con la gente joven que ha subido. Y este año hemos conseguido que entiendan el juego que queríamos. La gente ha estado muy comprometida. Y eso que empezamos mal la temporada, pero la gente creyó que se podía y se ha conseguido».

O Scorpio o Mahastiak

Lo curioso del partido que disputarán hoy los eskoriatzarras en Ermua frente al Scorpio, es que el equipo vizcaíno sí se juega el ascenso de categoría. Como sacan dos puntos al cuarto, el Mahastiak, con un empate les valdría para ascender. El equipo riojano necesitaría, para ascender, ganar ellos al Soloarte en Basauri y que el Eskoriatza se impusiera al Scorpio. El Scorpio lleva una trayectoria impresionante. Se creó hace cuatro temporadas, y ha ascendido todos los años, comenzando desde tercera regional, segunda regional, primera regional y Liga Vasca. Si lograra este ascenso sería el cuarto consecutivo. Todo un éxito.