Huertas con muchas necesidades

Cercados sin acondicionar, bajadas resbaladizas, zarzas, problemas que se acumulan en las huertas. / JOXEBI
Cercados sin acondicionar, bajadas resbaladizas, zarzas, problemas que se acumulan en las huertas. / JOXEBI

EH Bildu y los usuarios de las huertas solicitan varias mejoras|

JOXEBI RAMOSESKORIATZA.

En las huertas que el ayuntamiento de Eskoriatza tiene en Torrebaso, a menudo en verano, se quedan sin agua. Varios usuarios de estas huertas señalan que «hay que hacer obras de mantenimiento para recuperar ese agua. Y, para hacer esas obras de mantenimiento hay que pasar por encima de cercados sin acondicionar, bajar resbaladizas pendientes por la ribera del río y limpiar un camino lleno de zarzas. Si queremos hacer uso del agua somos los mayores los que tenemos que hacernos cargo de ese trabajo».

A lo que añaden que «las huertas son muy adecuadas y recomendables para una jubilación activa. Es por ello que es necesario tener las huertas en unas condiciones mínimas adecuadas, sobre todo, para minimizar los riesgos de los trabajos allí desempeñados y facilitar la obtención del agua necesaria».

EH Bildu quiere denunciar esta situación. «Pedimos al Ayuntamiento que mejore las condiciones de las huertas. Hay que facilitar la manera de conseguir el agua sopesando las diversas opciones. Junto a ello, le pedimos que se haga cargo del trabajo que supone el mantenimiento de las mismas».

EH Bildu ha elaborado un informe señalando entre otras cosas que «las huertas son una herramienta muy recomendable para una jubilación activa. Por ello, es necesario que las huertas estén en unas condiciones mínimas adecuadas, sobre todo, para minimizar riesgos y facilitar la convivencia entre las usuarias. El principal problema que tienen es el referido al abastecimiento de agua, sobre todo en verano, ya que el río del cual cogen el agua se queda sin ella. Como solución inmediata, cogen agua de las diferentes fuentes del pueblo y la llevan hasta las huertas en coche».

Otras opciones

EH Bildu señala que «el pasado 1 de agosto, por ejemplo, llovió mucho durante la noche y los ríos llevaban mucha agua, pero como los tubos para canalizar el agua habían cogido aire, no servían para recoger como es debido el agua del río. Es por ello que hay que purgar esos tubos para quitarles el aire. Ello se puede hacer en dos puntos. Uno de esos puntos, el que está a orillas del río es peligroso, sobre todo, para las personas de mayor edad. Hay que cruzar cercados y bajar una cuesta resbaladiza. Se podría mejorar esta situación poniendo unos pasos de madera para cruzar esos cercados y unas escaleras de piedra para bajar al río».

Otra de las opciones para la obtención de agua es el subsuelo. Como indican «en una de las huertas, al lado derecho de una txabola, a una profundidad de 30 metros, dicen que han solido sacar unos 3.000 litros por hora. Para sacar ese agua, haría falta una bomba de agua. Pero hay que tener en cuenta que allí no hay electricidad. Como el problema es en verano, habría que estudiar la posibilidad de conseguir esa electricidad mediante unas placas solares. Y la última opción para obtener agua es aprovechar el agua de Almen. En las cercanías de Almen hay una vieja fuente situada a unos 300 metros de las huertas. Se podría aplicar un sistema parecido al de la opción B, pero en este caso, aprovechando algún punto de obtención de electricidad de Almen».

Mantenimiento de recursos

Desde EH Bildu se señala que hay que cuidar asimismo el mantenimiento de los resursos. «La mesa de madera que está dentro de las huertas necesita mantenimiento. Las usuarias piden algo de pintura para poder adecentarla. Para ir a los depósitos de agua los caminos por los que hay que transitar están llenos de zarzas y hierbajos. A día de hoy, no hay ningún tipo de procedimiento de limpieza de los mismos por parte del Ayuntamiento. Esto también dificulta el buen mantenimiento del agua necesaria».

Por último desde EH Bildu se han identificado dos problemas en las huertas que están fuera del municipio. «Las usuarias son de avanzada edad y, por lo general, van a las huertas a pie. Debido a ello, y en el caso de que sucediera algún accidente o alguna caída, tendrían dificultades para ser atendidas en las condiciones adecuadas. Se han detectado casos de robos».