La huelga de Ryanair amenaza con cancelar vuelos desde Foronda

Un grupo de pasajeros desciende de un avión de Ryanair. /  R. GUTIÉRREZ
Un grupo de pasajeros desciende de un avión de Ryanair. / R. GUTIÉRREZ

El paro puede a obligar a suspender la conexión a Tenerife, mientras los enlaces programados a Sevilla y a Milán no están afectados por el momento

SAIOA ECHEAZARRA VITORIA.

La huelga de Tripulantes de Cabina de Pasajeros (TCP) de Ryanair, con tres jornadas de protesta convocadas para hoy y los días 10 y 13 de enero, amenaza con cancelar la conexión de ehoyque la aerolínea opera desde Foronda a Tenerife Sur. En algunos momentos de la jornada de ayer en la web de la compañía no era posible comprar billetes para volar desde el aeropuerto de Vitoria al del archipiélago canario. Aunque sí se daba la opción de reservar asiento para hacerlo a la inversa, es decir, para viajar desde Tenerife a la capital alavesa. A falta de confirmación, ayer parecía que esa será una de afecciones que sufrirán los vuelos de pasajeros que salen mañana desde Foronda. Para las otras dos conexiones aéreas que opera Ryanair desde Vitoria en la misma fecha, las que tienen destino a Sevilla y Milán/Bérgamo, sí permitía realizar la reserva online de billetes. Ya las otras dos jornadas de huelga restantes, el jueves 10 y el domingo 13, no afectarán a la operativa de la terminal vitoriana dado que no hay programados vuelos.

El Ministerio de Fomento, de forma similar a la convocatoria de huelga que tuvo lugar a finales del mes de julio y septiembre de 2018, ha comunicado a Ryanair, Aena, Enaire y a los sindicatos convocantes SITCPLA y USO-STA, los servicios mínimos correspondientes a la convocatoria de huelga. Los servicios mínimos decretados, entre otros, son los siguientes: todos los servicios cuya hora de salida programada fuera anterior al inicio de la huelga y cuya llegada prevista se produzca en el periodo de huelga, el 100% de los servicios domésticos de transporte de pasajeros de la compañía, para cada ruta con los aeropuertos de los territorios no peninsulares o el 35% de los servicios de transporte de pasajeros de la compañía para cada ruta con ciudades españolas peninsulares cuyo medio alternativo de transporte público signifique un tiempo de desplazamiento inferior a 5 horas.