El Hospital del Alto Deba logra una prestigiosa acreditación internacional

La credencial ha sido otorgada por la organización con mayor experiencia en acreditación sanitaria en todo el mundo./Oliden-
La credencial ha sido otorgada por la organización con mayor experiencia en acreditación sanitaria en todo el mundo. / Oliden-

Este reconocimiento pone en valor «las altas cotas de calidad y seguridad» del sistema público vasco de Salud

DV Y AGENCIAS

El Hospital Alto Deba ha conseguido la reacreditación de la Joint Commission, un reconocimiento internacional que pone en valor «las altas cotas de calidad y seguridad» del sistema público vasco de Salud. La Joint Commission International es la organización con más experiencia en acreditación sanitaria de todo el mundo y lleva más de 50 años dedicada a la mejora de la calidad y la seguridad de las organizaciones sanitarias y socio sanitarias.

Según ha informado el Gobierno Vasco, la auditoria para renovar la acreditación se ha realizado entre el 1 y el 4 de julio por medio de una evaluación externa independiente, que lleva a cabo el seguimiento de cerca de 1.400 estándares.

En esa línea, ha explicado que cerca de 20.000 organizaciones de todo el mundo cuentan con el certificado de esta organización que, para conceder esta importante acreditación, evalúa la calidad asistencial y los contenidos centrados en la seguridad del paciente y la reducción de riesgos en los procesos clínicos y el modelo de gestión dinámico y participativo.

La consejera de Salud, Nekane Murga, ha recordado que «este reconocimiento sitúa a Euskadi a la cabeza de Europa en medidas de seguridad en beneficio de los pacientes». Asimismo, ha agradecido la «implicación» del conjunto de los profesionales de la Organización Sanitaria Integrada (OSI) Alto Deba.

Gestión y asistencia

Además de la gestión de los servicios y la asistencia, se miden aspectos como la correcta identificación de los pacientes, la efectividad de la comunicación de los profesionales, la seguridad de la medicación de alto riesgo, la reducción del riesgo de infecciones asociadas a la atención sanitaria, o la disminución del riesgo de lesiones en los pacientes producidas por caídas.

En cuanto a los objetivos centrados en el paciente, se agrupan en aspectos como el acceso y continuidad de la atención, derechos de evaluación y atención, anestesia y atención quirúrgica, manejo y uso de medicamentos y educación que incluye a familiares.

Para el Departamento de Salud y Osakidetza, la seguridad es «calidad y un pilar básico de la eficiencia en los procesos asistenciales, de ahí que esté considerada una línea prioritaria de actuación dentro del Plan de Salud 2013-2020» y que se valoren «en su justa medida reconocimientos como éste».