Los globos cubren el cielo de Vitoria en el 50 aniversario de San Prudencio

El espectáculo de los globos sobre el cielo vitoriano. /  EFE
El espectáculo de los globos sobre el cielo vitoriano. / EFE

23 pilotos internacionales completarán cinco pruebas de habilidad y destrezas desde el viernes al domingo

JUDITH ROMERO VITORIA.

Hasta ahora los eventos turísticos de Vitoria siempre habían tenido lugar en sus calles, con los pies en el suelo. Pero este fin de semana visitantes y residentes tendrán un buen motivo para alzar la vista al cielo. Con motivo de su 50 aniversario, la Fundación San Prudencio ha organizado la I Regata de globos aerostáticos de Vitoria, una cita deportiva que reunirá a 23 pilotos internacionales y expertos en estos dirigibles en las campas de la capital alavesa entre el viernes y el domingo.

«Hay un total de 35.000 trabajadores y 80.000 personas vinculadas a la Fundación en Vitoria y cualquier espacio se nos quedaba pequeño para celebrar nuestro aniversario, así que escogimos el cielo», celebró ayer Esther Unceta-Barrenechea, directora gerente de la Fundación Laboral. En una convocatoria que tiene todo el carácter competitivo que se le quiera dar, los regatistas se enfrentarán a cinco vuelos programados a partir de las 8.30 del viernes. Las salidas se realizarán en el parque de Salburua y en las campas de Armentia si la meteorología lo permite.

En la mañana del sábado se celebrará un reto especial con sabor vitoriano. En 'El rescate de Celedón' los pilotos deberán localizar un maniquí del aldeano sirviéndose de su vista de pájaro sobre Vitoria y subirlo a su barquilla. Pero uno de los momentos más especiales tendrá lugar por la noche con la llegada de la Glow Night, momento en que los pilotos desplegarán sus globos y los iluminarán al compás de la música en las campas de Armentia, junto a la Basílica de San Prudencio. Esta podrá ser una de las postales del fin de semana.

Premio de fotografía

Entre los 23 participantes se encuentran pilotos como Jordi Rodríguez, Laura Palau y Neus y Carles Lladó, de Igualada, o los franceses Jean François, Jérôme Lacoste, Marie-Dominique Oudin y Rigal Sylvain. Mientras ellos vuelan, el público podrá poner a prueba sus habilidades fotográficas en el premio de fotografía organizado por los promotores de la regata.

Además de surcar el cielo de la capital alavesa, los pilotos deberán demostrar su olfato a la hora de buscar los rumbos que ofrece el viento a distintas alturas. «Tendrán unas metas sobre el terreno, unas campas a las que deberán ir y ganará quien más se acerque a la meta, pero además deberán realizar otras tareas durante el vuelo», avanzó Paco Bercial, director de la regata. El piloto Jordi Rodríguez se mostró optimista con la meteorología, confiado en que aguantará «al menos hasta el domingo», y recuerda que dada la cercanía del aeropuerto de Foronda cada uno de los movimientos de los globos será autorizado por la torre de control.

«Estas competiciones ya se celebran en otras ciudades como Haro, Valladolid y Granada y se alinean con las estrategias del Gobierno vasco, que busca llevar el turismo más allá de las fechas habituales», celebró Maider Etxebarria, directora de Turismo del Ejecutivo autónomo, que respalda y promociona la prueba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos