Garazi Estebez regresa con dos medallas de plata más

Garazi Estebez disputando la prueba de persecución individual./
Garazi Estebez disputando la prueba de persecución individual.

Gran mérito el de la ciclista atxabaltarra, quien brilló en el campeonato de España a pesar de estar enferma

JOXEBI RAMOS ARETXABALETA.

La ciclista juvenil atxabaltarra Garazi Estebez acudió recientemente al velódromo Miguel Indurain en Tafalla para participar en los Campeonatos de España con la selección de Euskadi. Y tuvo un brillante papel, ya que ha regresado con dos medallas de plata, una en velocidad por equipos, y la otra en persecución por equipos.

La atxabaltarra tuvo que luchar por partida doble. Una de las luchas fue contra las grandes corredoras que había allí, y por otra parte, contra un virus que cogió en plena competición. En tres días iba a disputar carreras en siete modalidades diferentes.

El viernes comenzaba con las clasificatorias de persecución individual. Una mala decisión en el desarrollo de la misma hizo que no lograra el tiempo deseado, quedando tercera para pasar a la final para luchar por el bronce. Con las piernas sin recuperar no pudo pelear bien, quedando en cuarta posición. La otra prueba a disputar fue el scratch. Muchos nervios entre las corredoras, controlándose unas a otras con numerosos parones, escapadas, aumentos de ritmo, consiguiendo en meta un noveno puesto.

Y llegó lo duro. Estebez disputaba tres pruebas y no tenía cuerpo, ya que toda la noche había estado vomitando, con fiebre y sin apenas comer. Le tocaba luchar con su compañera de selección Rivas la clasificatoria de velocidad por equipos para optar al podio. Debían dar dos vueltas a la pista. Rivas dio la primera vuelta a tope para lanzar a Estebez, que iba a rueda. Al paso por meta la primera se apartaba para rematar Estebez, que consiguió la diferencia con el equipo de Baleares, ya que iban empatadas en la primera vuelta, consiguiendo finalizar la prueba con el segundo mejor tiempo y optar al día siguiente por el oro o la plata. A continuación, le tocó persecución por equipos, y en este caso a ellas dos se unirían Amondarain y Etxarri.

Dieciséis vueltas a la pista para clasificarse, donde al igual que la prueba anterior consiguieron el segundo mejor tiempo. Con el cuerpo fatal, a Estebez le restaba para terminar el día la prueba de 500 metros, dar dos vueltas a tope para entrar en el podio. Lo dio todo quedando cuarta por centésimas.

Llegaron las medallas

El domingo tenía cuatro pruebas y se levantaba con el cuerpo igual, el virus seguía y no le entraba la comida. Las dos primeras pruebas eran las de por equipos en velocidad y persecución. En ambas pruebas lo dieron todo pero no pudieron superar a las rivales, llevándose la plata en las dos competiciones. Tocaba la clasificación del Keirin, que eran seis vueltas a la pista, las tres primeras detrás de la moto, y al comienzo de la cuarta vuelta la moto se retira y quedan otras tres donde las corredoras empiezan a jugar sus bazas. Se llegó al sprint entrando la atxabaltarra en segundo lugar, clasificándose para la ronda final. Las seis mejores corredoras a nivel de velocidad se jugaban el podio. A Estebez no le quedaban muchas fuerzas, pero luchó hasta el último momento entrando en meta cuarta pegada a la tercera. Debido al cansancio por su estado físico, decidió que no tenía fuerzas para la última prueba que le quedaba.

Balance positivo

Su capacidad de sufrimiento y su responsabilidad hacia la selección ha hecho que luchara hasta el final, aún no teniendo el cuerpo en condiciones. Con todo esto, no le ha salido tan mal. Ha conseguido en los campeonatos plata en velocidad por equipos, plata en persecución por equipos, 4º en 500, 4º en persecución individual, 4º en Keirin y 9º en scratch, y a esto hay que unirle el campeonato de Madisson que se disputó en Valencia, donde logró el oro con su compañera Amondarain.