El División de Honor Regional empezó la temporada empatando contra el Eibar

El equipo de la División de Honor Regional que debutó el pasado fin de semana. /JOXEBI
El equipo de la División de Honor Regional que debutó el pasado fin de semana. / JOXEBI

JOXEBI RAMOSARETXABALETA.

El equipo de fútbol de la División de Honor Regional de la UDA logró un empate que sabe a poco después de haber visto cómo transcurría el encuentro. Los atxabaltarras salieron con mucho ímpetu del vestuario y fruto de ello fue el gol que llegó en el minuto seis tras rematar de cabeza Díaz de Otazu al fondo de la red tras el saque de un córner. La pena es que los eibarreres empataron muy rápido, cuando transcurría el minuto 16, por mediación de Marín en una jugada tras el saque de un córner en la que pudo haber una falta a Magu. A partir del empate los eibarrerses pasaron a dominar el encuentro. Los atxabaltarras lo intentaban pero no podían salir de su área. Se perdían muy rápido los balones que los recuperaban los jugadores del Eibar y muy arriba, con lo que comenzaban a realizar un nuevo ataque. Fueron los últimos 25 minutos de la primera mitad en los que los eibarreses controlaron más el partido, y los atxabaltarras supieron sufrir. Tras el descanso, el entrenador atxabaltarra corrigió ciertos errores que se estaban cometiendo y el equipo comenzó de nuevo a carburar. Antes de que se cumpliera el primer cuarto de hora Urko había enviado un balón al poste, y tuvo varias ocasiones para adelantarse en el marcador por mediación de Guille y Díaz de Otazu.

El entrenador atxabaltarra señalaba tras el partido que «tanto en los amistosos como en este primer partido, hemos entrado muy bien y eso está siendo una ventaja. Los cambios nos dieron mucho y en la segunda mitad fuimos dominadores del partido y merecimos la victoria. No tuvimos eficacia de cara al gol y eso nos penaliza. Fue una buena prueba de fuego en la que pudimos demostrar que estamos preparados para afrontar la temporada».