Los diez niños saharauis del proyecto Oporrak Bakean ya están en Debagoiena

Los niños y los monitores junto a Zubizarreta y Uribe posan con la bandera del Sáhara tras la recepción y en la merienda. / JOXEBI
Los niños y los monitores junto a Zubizarreta y Uribe posan con la bandera del Sáhara tras la recepción y en la merienda. / JOXEBI

Fueron recibidos por el alcalde Zubizarreta y la concejal Uribe en el salón de plenos y disfutaron después una merienda

JOXEBI RAMOS ESKORIATZA.

Últimamente se habla mucho de la dramática situación que padecen migrantes en diversas zonas del planeta. Pero hace tiempo que no se habla tanto de la situación que está padeciendo el Sáhara. Quizás ese sea uno de los motivos principales por los que este año ninguna familia de Debagoiena haya acogido a alguno de los diez niños que llegaron la pasada semana a la comarca, y que esttán acogidos en la escuela medioambiental Udala, de Arrasate. A Debagoiena iba a venir un niño acogido por una familia, pero al final no ha venido porque tenía miedo a volar.

El miércoles por la tarde, el alcalde eskoriatzarra, Joserra Zubizarreta y la concejal Maite Uribe recibieron a esos diez niños de entre 10-12 años, que estarán dos meses en Debagoiena: Elhasan, Lejlifa, Embarac, Mami, Salem, Caltum, Lamina, Muna, Chams y Asma, para darles la bienvenida y ofrecerles una merienda. Zubizarreta y Uribe les desearon que pasaran unos buenos días en Euskadi.

El año pasado ya solo llegaron a familias de Debagoiena cuatro niños, cuando hace años llegaban una treintena. A Gipuzkoa le habría correspondido acoger a 130 niños saharauis, pero solamente se ha podido acoger a 100. Y a todo Euskadi iban a llegar 316, cifra inferior a los 450 que se recibieron, por ejemplo, en 2010.

Y al Alto Deba han venido solo diez,porque no se han podido traer más. La llegada ha sido posible gracias a la asociación Sagiri Elkartea, que cuenta con cuatro socios. Cada semana, dentro del proyecto 'Oporrak Bakean', vienen tres voluntarios de diferentes puntos de España a ayudar en esta acogida a los niños saharauis.

Marta Sánchez, miembro de la citada asociación, explica que no saben por qué «ya no se acoge en familias a niños saharauis en Debagoiena, cuando siempre se había hecho. Quizás el desconocimiento también influya. En estos momentos no se habla de la situación del Sáhara, cuando es un problema de hace ya 43 años».

Apoyo municipal

Las recepciones se están llevando a cabo en los ayuntamientos que han colaborado con el programa Oporrak Bakean en Debagoiena porque, como señala Sánchez, «estos ayuntamientos nos han ayudado económicamente a pagar los viajes de los niños. Los ayuntamientos de Bergara y Oñati no han colaborado en nada, el resto sí, de una forma u otra. Queremos pedir que para el año que viene colaboren todos los municipios de Debagoiena en este proyecto 'Oporrak Bakean'. Es una pena que no haya habido ninguna familia que acogiera a algún niño, porque sería interesante que los niños estuvieran en familias de acogida, porque se implican más y la causa se da a conocer. Con este proyecto tratamos de sacar la mayor cantidad posible de niños de los campamentos de Tinduf. Estos dos meses haremos numerosas actividades. Iremos a fiestas y realizaremos diversas visitas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos