El centro del vino se aleja de Zulueta al rechazarse la única oferta para su gestión

Vista del Palacio Zulueta. / R. GUTIÉRREZ
Vista del Palacio Zulueta. / R. GUTIÉRREZ

El Gabinete Urtaran dejará mañana desierto por segunda vez el concurso para la cesión del palacio y se plantea otros usos para el edificio

SAIOA ECHEAZARRAVITORIA.

La copa seguirá vacía. El proyecto para abrir un Centro del Vino en el Palacio Zulueta no saldrá adelante tampoco esta vez. Tras un largo proceso de análisis de la única propuesta presentada para gestionar el espacio -firmada por la Asociación Vitoria-Gasteiz Wine City- el Ayuntamiento sellará hoy el fin del concurso con una declaración de desierto. Es decir, al segundo intento tampoco se podrá poner en marcha el proyecto ideado la pasada legislatura por el Gabinete Urtaran y la iniciativa privada.

La explicación oficial es que el plan de gestión presentado por el colectivo -que organiza en Vitoria la Carrera de Barricas y algunas conferencias en torno al vino como actos más destacados- «incurre en incumplimientos» respecto al pliego de condiciones base del concurso. Entre otros, apuntan la ausencia de documentación clave, la presencia de aspectos de imposible valoración por parte de los técnicos y algunos incumplimientos de la normativa urbanística. El Ayuntamiento ha tardado más de medio año en llegar a esta conclusión, toda vez que el plazo de admisión de ofertas se cerró el pasado enero.

El naufragio de esta iniciativa -que se sellará hoy en la reunión semanal de la Junta de Gobierno Local- abre incertidumbres tanto sobre el proyecto en sí como sobre el futuro uso del palacio, vacío desde 2015 tras ser sede de la Fundación Sancho el Sabio y de la Green Capital. Sobre ninguno de los dos aspectos se ha pronunciado aún el Ayuntamiento, de manera que todas las posibilidades quedan abiertas. Se desconoce, por tanto, si un centro del vino sigue siendo una iniciativa estratégica para el alcalde Urtaran y para su ahora socia de gobierno y líder de Promoción Económica, Maider Etxebarria, teniente de alcalde por el PSE.

Y de otro, tampoco se dan pistas acerca de si el palacio será reservado para otros usos diferentes ahora que ha quedado liberado de convertirse en centro de vino. En este ámbito concreto, el Consistorio sí admite que se ha abierto un debate. No sería la primera vez. Hace una década, cuando se promovió por primera vez un auditorio en el anexo Paseo de la Música, Zulueta se reservó para acoger sus oficinas técnicas. El Auditorio en esa ubicación ha regresado, como es sabido, a la agenda municipal, aunque con un proyecto arquitectónico diferente.

Qince años de cesión

La renuncia del Gabinete Urtaran a dar el visto bueno al proyecto de la asociación Wine City tiene su base en los «incumplimientos» detectados en la oferta a concurso. Algunos vienen motivados por las «restrictivas» posibilidades que ampara la actual calificación del espacio, que como edificio para usos culturales no permite, por ejemplo, dedicar más de un 5% de su superficie a actividades lucrativas, lo que merma las opciones de financiación.

Este aspecto ya fue denunciado en su momento por Araex, el principal grupo exportador de Rioja Alavesa, entidad de la que había surgido la idea de dedicar esta casona de La Senda a actividades relacionadas con la promoción de la industria del vino. Araex se descolgó del concurso público cuando advirtió de que el Consistorio había apostado por usos «museísticos» en lugar de «empresariales» para la parcela.