Un buitre joven se introduce en la empresa Copreci

Dos secuencias en las que se ve al joven buitre, primero beber en un charco y luego entrar en Copreci S. Coop. / DV
Dos secuencias en las que se ve al joven buitre, primero beber en un charco y luego entrar en Copreci S. Coop. / DV

El jueves apareció dicha rapaz por los alrededores del bidegorri que se encuentra detrás de la citada empresa a las 13.20 horas

JOXEBI RAMOSARETXABALETA.

No es la primera vez que sucede que alguna cría de buitre aparece en el suelo de alguno de los municipios de Debagoiena. Pero a los expertos de la Diputación, les parece que este año se han adelantado mucho.

Y es que el viernes a las 13.20 horas, la policía municipal de Aretxabaleta recibía una llamada avisando de que un buitre había entrado en las instalaciones de la empresa Copreci S. Coop. Los trabajadores que se encontraban en esos momentos en la empresa se quedaron sorprendidos por esa visita inesperada. Se vio al joven buitre por la zona cercana a Copreci, bebiendo agua en uno de los charcos que se habían generado por la lluvia, luego en el bidegorri y desde allí entró a Copreci.

Uno de los guardas forestales de la Diputación Foral de Gipuzkoa, Jon Ugarte, fue avisado para que fuera a recoger al animal. Ugarte señalaba que «me avisaron que había entrado el buitre en la fábrica y se había metido entre unas máquinas. Le habían dejado en paz, hasta que llegó el policía municipal, que le echó una manta, lo cogió bien del pico y de las patas y lo metieron en una caja».

Sobre el porqué de la aparición de este buitre comentó que «es una cría de este año que no le habrá cogido bien la corriente y habrá ido hacia abajo al no pillar una térmica. No tienen los jóvenes mucha experiencia y es lo que en sus primeros vuelos suele pasar».

Ugarte cogió al joven buitre y lo llevó hasta Orkatxategi donde lo soltó «siempre que cogemos algún joven buitre en la zona lo soltamos en la zona de Orkatzategi. Y lo hacemos precisamente en ese lugar porque la mayoría de los ejemplares han nacido allí. Antes de soltarlo le he examinado las alas y las patas, y le visto que estaba bien. Le he soltado y ha salido corriendo hasta subirse en un altillo. Ahora él esperará y cuando vea que hay buen aire y tiene posibilidades se volverá a lanzar a volar. Esperemos que salte en el momento oportuno para que tome una térmica. Deberá esperar a que el tiempo vuelva a ser cálido y constante».

El primero del año

Ugarte quería destacar un hecho nada habitual: «este año es el primero». Comentaba que «es muy pronto para que se lancen a volar. Por esta zona de Debagoiena suelen nacer unos 40 pollos anuales».