Bixente Etxeandia, toda una vida dedicada al fútbol y a su municipio

Bixente, en 2010, señalando su amado Ibarra nevado, y el equipo alevín 2, que preparó un cartel que sacó en el torneo de Zarautz del viernes. /  DV
Bixente, en 2010, señalando su amado Ibarra nevado, y el equipo alevín 2, que preparó un cartel que sacó en el torneo de Zarautz del viernes. / DV

Es el tercer jugador de la historia alavesista con más goles, con 51 tantos | En las nueve temporadas de alta competición, lució las camisetas del Alavés, Granada, Huelva y Sestao

JOXEBI RAMOS ARETXABALETA.

Eran años en los que los niños tenían poco donde elegir para desarrollar su ocio. Y el fútbol estaba tomando fuerza. No es de estxañar que Bixente Etxeandia, a la mínima oportunidad que tuvo, diese una patada a un balón, y desde ese momento su vida giró en torno a este deporte.

Bixente nació el 12 de octubre de 1931 y falleció el pasado día 18. Esos 87 años de vida giraron en torno a un balón. Empezó a jugar en equipos de la comarca y el Alavés, que militaba en Segunda División, lo fichó en la temporada 1952-1953. Bixente tenía 20 años. Jugó esa temporada 13 partidos y marcó cuatro goles. En la siguiente, en la que el equipo alavesista lograba el ascenso a Primera División, jugó 28 partidos y marcó 8 tantos. Las dos temporadas siguientes el Alavés jugó en la máxima categoría del fútbol.

21 goles en Primera

En la primera de esas temporadas en Primera, la 1954-1955, Bixente jugó 29 partidos, logrando su máximo nivel como goleador, al marcar nada menos que 13 tantos.

Y es cuando Bixente explotó como jugador de alto nivel. El 19 de septiembre de 1954 el Alavés recibía en Mendizorroza al Barcelona. Bixente lograba el 2-1 en el minuto 22. En el equipo culé jugaban Basora y Luis Suárez. El 24 de octubre el Alavés se imponía al Sevilla en el Sánchez Pizjuan por 1-2, y los dos tantos los marcó Etxeandia. El 31 de ese mismo mes los alavesistas caían ante el Real Madrid, 2-4, y Bixente marcó uno de los tantos. En el equipo merengue tuvo como rival nada menos que a Di Stefano.

Tomada la medida al Barça

El 2 de enero de 1955 Bixente pisaba por primera vez el Camp Nou. Perdieron 5-2, pero él marcó los dos tantos en ese mítico campo. El 0-1 en el minuto 6. Y volvió a marcar para el 3-2 en el minuto 59. En aquel partido, Bixente tuvo enfrente a Kubala.

En la temporada siguiente, la 1955-56, Bixente marcaba 8 tantos en los 28 partidos que disputó. El 23 de octubre de 1955 retornó al Camp Nou. Cayeron por 2-1. Pero el único tanto alavesista lo marcó el atxabaltarra en el minuto 75.

Un dato para el palmarés del Alavés. Bixente es el único jugador de su historia, que habiendo jugado cuatro partidos contra el Barcelona, le marcó cuatro goles. También le marcó un gol al Athletic el 1 de enero de 1956, era el 0-2, aunque acabaron perdiendo 3-2.

Fin de carrera y entrenador

Esa temporada el Alavés descendió a Segunda. En la 1956-57, Bixente jugó 34 partidos con la camiseta albiazul y marcó 10 tantos. En la 1957-58 lo fichó el Granada, que estaba en Primera. Pero una rotura de tibia y peroné hizo que se perdiera gran parte de la temporada. En la 1958-59 regresaba al Alavés, donde jugó 22 partidos y marcó 8 goles. En la 1959-60 lo fichó el Huelva, equipo de Segunda. Jugó 11 partidos y marcó 3 goles. Y cerró su trayectoria futbolística en el Sestao, en la temporada 1960-61, donde jugó cuatro partidos.

Posteriormente entrenó a diferentes equipos: Mirandés, Elgoibar, Alavés aficionados y otros de la comarca de Debagoiena. Su implicación con el fútbol continuó ostentando la presidencia de la UDA durante muchos años. El 28 de septiembre de 2005 se disputó en el campo de fútbol de Ibarra un partido entre veteranos de la UDA y de la Real Sociedad que sirvió para hacer un homenaje a Bixente, con la imposición de la insignia de oro del club, al cumplir su décimo aniversario como presidente de la UDA.

En diciembre del año 2009 se puso en marcha el Torneo de Navidad Bixente Etxeandia de Escuelas de Fútbol y que el pasado año cumplió su décimo aniversario. Durante estos años, Bixente ha acudido al mismo a hacer entrega de alguno de los trofeos que se daba a los equipos participantes. En diciembre del pasado año acudió a Ibarra para entregar uno de esos premios.

Atxabaltarra de corazón

Bixente Etxeandia fue un atxabaltarra de corazón y de espíritu. Se implicó en la recuperación de la procesión de los Andramaixak. Fallecía el pasado día 18 a los 87 años de edad. Al funeral de cuerpo presente, que se celebró el pasado lunes en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Aretxabaleta, acudieron representantes de clubs como la Real Sociedad, el Alavés o el Eibar, así como e l presidente de la Federación Gipuzkoana de fútbol, Jose Luis Larrea y representantes de otras federaciones y equipos.

El equipo alevín 2 de la UDA jugaba un partido en el torneo J.A.Iribar de Zarautz el viernes, y sacaron un cartel recordando a Bixente.

El próximo día cinco de mayo, antes del partido que dispute el División de Honor Regional en Ibarra frente al Tolosa, se le rendirá un merecido homenaje.

Bixente Etxeandia deja un legado imperecedero para los amantes del fútbol. Un ejemplo de entrega plena que siempre estará en la memoria y corazón de los aficionados.