EH Bildu propone la creación de un centro vecinal en el convento

EH Bildu presentó su proyecto para el convento. /  JOXEBI
EH Bildu presentó su proyecto para el convento. / JOXEBI

«Este edificio nos ofrece un lugar céntrico, con más de 1.500 metros cuadrados y un espacio exterior con múltiples posibilidades», señalaron

J. RAMOS ARETXABALETA.

EH Bildu propone dentro de sus proyectos de cara a la próxima legislatura la creación de un centro vecinal en el antiguo convento atxabaltarra.

Para ello, señalan que «el mayor valor que tiene Aretxabaleta es su gente, somos todos y cada uno de nosotros y nosotras quienes hacemos que sea un pueblo vivo. Vivo porque tiene un tejido social rico y variado; a veces organizado y otras veces no tanto. La riqueza de todo lo que se mueve aquí alcanza todas las edades y muchas disciplinas. Hay mucha gente que hace música en el cuartel, o danza. Otra gente organiza un sinfín de actividades para los mayores. Tenemos un movimiento increíble en torno al deporte de grupo y también individual. El movimiento feminista está cada vez más fuerte y llenó las calles de Aretxabaleta hace un mes. Y además, hay un buen número de grupos que llevan adelante dinámicas imprescindibles de solidaridad, de reivindicación de derechos o de desarrollo de la infancia. Cada uno desde su parcela intenta mejorar».

Un tesoro

Por ello añaden que «tenemos un tesoro y hay que hacer que crezca y sobre todo que tenga donde mezclarse, crecer y enriquecerse. Toda esa dinámica necesita, a nuestro entender, un lugar donde poder trabajar mejor, con mejores instalaciones, aprovechando lo que ofrece el resto, y creemos que ese lugar es el convento. El convento nos ofrece un lugar céntrico, con más de 1500 metros cuadrados y un espacio exterior con múltiples posibilidades. Por ello proponemos crear un centro vecinal para que grupos y personas puedan desarrollarse».

Pero lo que se apunta desde EH Bildu es que «el proyecto estaría abierto a ser diseñado con todas esas personas que pueden formar parte de él. Analizar las necesidades de cada cual y ver como canalizarlas en ese edificio y sus alrededores. Nosotros proponemos una idea inicial».

Ofrecen datos de cómo sería la distribución del interior del convento: «para el sótano proponemos hacer locales de ensayo insonorizados y así poder dar una salida definitiva a la penosa situación del cuartel viejo. Además creemos que se pueden crear algunos talleres para diferentes disciplinas. En la planta baja adecuaríamos la actual capilla para albergar desde conciertos, exposiciones, charlas o bodas y funerales. Aparte de ello, proponemos que Basotxo, con su bar, oficina y txoko para los socios, se situé allí también. Habría sitio para una sala multiusos para eventos más pequeños. En la primera planta situaríamos pequeñas oficinas para los colectivos sociales, salas de reuniones y una gran sala para baile o gimnasia. En la parte del jardín proponemos hacer una plaza cubierta de 1000 metros cuadrados que daría salida a una histórica reivindicación de Aretxabaleta», defienden.

Finalizan remarcando que «el proyecto terminaría con un parque con acceso al río y una pasarela que conectaría ambos márgenes. Proponemos que el proyecto se desarrolle en plazos y sobre todo siendo co-diseñado por todos. Creemos que la oportunidad que nos brinda el convento no la podemos desaprovechar, tiene las características perfectas para que sea el centro del desarrollo de los atxabaltarras».