El wifi público ya ofrece servicio en buena parte del municipio de forma gratuita

J. A. M. BERGARA.

Con la instalación de ocho antenas en otros tantos puntos diseminados por el casco urbano y algunos barrios, ha entrado en funcionamiento la red municipal gratuita de wifi que ya está operativa. El usuario únicamente deberá introducir la dirección de su correo electrónico y un nombre para acceder. El Ayuntamiento, que se hace cargo de esta infraestructura con una cuota mensual de 450 euros, señala que la exigencia del correo responde a una petición legal, y que esos datos no se facilitan al consistorio y únicamente están en manos de la compañía telefónica Euskaltel por si se hace un uso fraudulento de la red.

Por el momento, la conexión exige registro cuando se cambia de punto pero en un futuro se retendrá la identificación para una incorporación automática. Las antenas están operativas en Angiozar, Osintxu, Casa Consistorial, Labegaraieta, Fraiskozuri-Frontón, Mercado y frontón de Bolu, y una más en Agorrosin, que requiere de una ampliación para cubrir más radio.